+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESCRITORES CASTELLONENSES SE ADENTRAN EN EL GÉNERO DE LA NOVELA POLICIACA EN LA SEGUNDA PARTE DE LA SAGA.

12 plumas ´negras´ y Ripollés

La segunda parte de la saga ´Más crímenes de Castellón´ sale el día 2.La presentación será en el Casino del Grao en una gran cita literaria

 

Algunas de las ilustraciones del libro -d-, con el diseño de la portada sobre estas líneas. - Foto:ANTONIO PRADAS

12 plumas ´negras´ y Ripollés - Foto:ANTONIO PRADAS

CRISTINA GARCIACRISTINA GARCIA 22/11/2009

Son 12 relatos policíacos, 12 narradores con la definición común de compartir una misma geografía, pero 12 temáticas diferenciadas. Son Doce plumas negras y un pincel, epígrafe que presenta en una segunda entrega, bajo el título de Más crímenes de Castellón, una colección de microrrelatos del género policíaco, ambientados en la provincia, con temáticas que van desde los crímenes pasionales a asesinatos por encargo, de violencia de género a tramas corporativas.

José Luis Valencia, Francisco Fernández Beltrán, Gustavo Llach, Pablo Sebastiá, Ana Rosa Sanfeliu, Jesús Postigo, Juan Carlos Enrique, José Beltrán y Carles González prestan su imaginario personal a la iniciativa, en la segunda entrega, tras el éxito de Crímenes de Castellón. Loles Antolí, Javier Molins y Lidón Barberá son las nuevas incorporaciones al clan. Y el pincel de este segundo volumen de la saga literaria Crímenes de Castellón lo aporta Juan Ripollés, que ha creado 12 piezas únicas, minimalistas y en rojo y negro, para ilustrar cada una de las historias.

Será el 2 de diciembre, a las 19.30 horas, cuando el Gran Casino del Grao se convierta en escenario de la presentación de las intrigas literarias creadas por estos 12 castellonenses, destacados profesionales de la comunicación todos ellos, que se convierten en Agatha Christie, David Mammet, James Elroy, Patricia Highsmith, Giménez Bartlett, Vázquez Montalbán en clave castellonense en la edición, cada uno con sus particulares estilos.

HISTORIAS COTIDIANAS "Hemos buscado nuevos escenarios, nuevas historias e incorporado nuevos miembros al clan literario de las plumas negras, después de un año en el que había narraciones que bullían y que necesitaban salir a la luz", explica Gustavo Llach, uno de los autores que reincide. "Los crímenes son el motor de los argumentos más poderosos", señaló José Luis Valencia. Y es que en este tipo de relato importa más la descripción de la sociedad donde nacen los criminales y la reflexión sobre el deterioro ético que las tramas, que, no obstante, atrapan.

Francisco Fernández Beltrán insistió en que "son historias sobre sicarios, sobre detenciones, cuerpos sin vida, condenados, todos ellos son relatos sobre la vida misma", mientras que Ana Rosa Sanfeliu explicó que "cada uno de los relatos surge del imaginario propio de cada autor, con un estilo propio, alguno más definido, otros acalorados, otros sobre la justicia, sobre corrupciones, sobre conspiraciones, con unos personajes que no dejan indiferente al lector".

Condenados, confesiones, víctimas, verdugos, hombres y mujeres de mala vida, y periodistas, cronistas negros, son protagonistas en un momento en el que la novela negra está en pleno auge. No en vano, uno de los best sellers del top ten del momento es del género, con el escritor noruego Stieg Larrsons y su trilogía Millenium triunfando en los cinco continentes, con millones de volúmenes vendidos.