+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA EXCELSA DEDICACIÓN A LA MÚSICA ‘UNDERGOUND’

Adiós al ‘Forsi’, el templo del directo

La emblemática sala Four Seasons cierra sus puertas después de diez años en los que en su escenario han actuado todas las bandas, tanto consagradas como las que de valor emergentes se han consolidado a nivel nacional e internacional

 

Fidelidad. 8 Con un público entregado, el Four Season ha escrito brillantes páginas de música ‘underground’ en Castellón. - MEDITERRÁNEO

Fidelidad. 8 Con un público entregado, el Four Season ha escrito brillantes páginas de música ‘underground’ en Castellón. - MEDITERRÁNEO

VICENTE CORNELLES
09/07/2018

Adiós, Forsi. El templo del directo, diez años después de su apertura, cierra las puertas. El ya considerado clásico local de la calle Castelldefels entra en la historia de un pletórico pasado de ritmos vertiginosos y aires de vanguardias de sonidos y pentagramas de guitarras eléctricas y baterias resolutivas.

Como evoca David Pomer, «el local abrió en otoño del 2007 con un primer concierto de Miss Black Emotion». «A partir de ahí se construyó un escenario y se mejoró el equipo de sonido, siendo una de las salas con mejor sonido del país», recuerda Pomer, que ennumera algunos de los más de 700 grupos «de todo el planeta» que pasaron por el Four Seasons: Dictators, Sex Museum. Fuzztones, Rubinoos, Shock Treatment, Vincent von Reberb, Depressing Claim, Señor No, Nuevo Catecismo Católico, Paul Collins, Everybody Else, Marc Olson, Fuzzilis...»

Y, también muchos djs. «Hablamos de Juan de Pablos, Guillem Milkiway, David Kano, Miki Piog, Peter Party...», rememora David, quien asegura que por el Four Seasons han pasado «todas las bandas consagradas, pero también aquellas emergentes que, después se han consolidado en el panorama musical nacional e internacional,una apuesta por grandes valores».

Pomer explica el porqué del cierre del local: «Las salas de conciertos están siendo desmembradas por exigencias continuas y cambiantes de unas directrices que, por otra parte, dificultan nuestro trabajo si quieres dinamizar la ciudad, provocando despersonalización de esta labor y la desvalorización de la calidad».

«No desmerecemos a los grupos que participan, pero con lo que ofrecen quienes regalan conciertos dificilmente pueden traer grupos de Australia o de USA», asegura el propietario del Forsi.

Aforo de 155 personas

Con un aforo de 155 personas, el Forsi puede vanagloriarse de haber colgado infinitas veces el cartel de no hay billetes, con una oferta de música que ha englobado todos los estilos y tendencias: soul, rock, pop, rithm, blues, sixties, punk...

El cierre del Forsi acaba con 10 años de energía musical que traspasaba los muros del local de la calle Castelldefels.