+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CORRIDA TORISTA DE LA FERIA DE JULIO CON RAFAELILLO Y PEPE MORAL COMO COMPAÑEROS DE CARTEL EL VIERNES DÍA 27

Castellón se volcará con Varea en su debut como torero en València

El hierro de Cuadri despierta un gran interés en los aficionados de la provincia al ‘bou al carrer’. Preparan un desplazamiento masivo con buses y venta de entradas con un importante descuento

 

JORGE CASALS
08/07/2018

Una vez más, la afición taurina de Castellón apoyará de manera incondicional a su torero: Varea. La apuesta con la corrida de Cuadri en la próxima Feria de Julio, en lo que será su presentación como matador de toros en València, tiene tintes de acontecimiento por el interés suscitado.

El vareísmo, toda esa religión de partidarios afines al genial torero de Almassora, sigue más vivo que nunca y cuanto más lo necesita el diestro, cuanto más debe sentir su calor y su aliento, más grande es la muestra de cariño de su gente. Por eso, frente al compromiso del viernes 27 de julio (19.00 horas), se está organizando toda una serie de actividades para que el joven de Castellón no se sienta solo en una fecha tan decisiva y clave para esta temporada.

Su peña taurina de Almassora sigue siendo el buque insignia. Al igual que sucede cada vez que se anuncia el torero, se han establecido seis puntos de venta de entradas en la provincia y a un precio muy por debajo del oficial en taquillas. Y con todas las facilidades y comodidades apropiadas para la ocasión, ya que se han fletado autobuses para el viaje. Todo muy organizado para que el aficionado no tenga excusa.

A ello hay que sumar una importante campaña de márketing, con numerosos carteles anunciado la gesta de Varea con la ganadería que más interés despierta en los aficionados de bous al carrer de la provincia de Castellón: la de Cuadri. Y es que el torero de Almassora quiere dar un toque de atención, un empujón a su carrera que le reflote a las ferias tras las duras injusticias que recibe por parte del sistema. Ya lo hizo en Castellón con los victorinos y ahora es el turno de los cuadris. Aunque a priori no puedan parecer las ganaderías más oportunas para desarrollar ese concepto artista, Varea siempre ha sabido dar con su tecla para triunfar con ellas, como así quedó demostrado en su etapa novilleril (Baltasar Iban, Adolfo Martín, Cebada Gago, Los Maños...). Ese compromiso del torero demuestra su ambición y mentalización para afrontar citas de tal envergadura.

Es el momento de reivindicarse y subirse a la oleada de jóvenes toreros que están tomando el relevo generacional de las grandes figuras y València puede ser el escenario perfecto para ello. Como hizo exactamente Román en esta misma Feria hace dos años justos, también con los cuadris y en idéntica situación a Varea.

Es el gran cartucho de este año y tanto el paso por València como su éxito en Castellón con victorinos, no deben caer en saco roto y dar motivos para que este torero con excelentes cualidades siga dando tardes de gloria.