+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

programación navideña

DolçaiNadal brinda en el Palau de la Festa la mejor música castellonera

Los fondos recaudados van destinados a la asociación de niños con autismo . Más de 150 músicos de cuatro collas de dolçainers y tabaleters, en el escenario

 

El Palau de la Festa fue el escenario elegido para celebrar esta cita que atrae cada año a más público. - GABRIEL UTIEL

Los protagonistas de la convocatoria benéfica, en pleno concierto. - GABRIEL UTIEL

S. RIOS
27/12/2017

DolçaiNadal alcanza su tercera edición convertido en una cita imprescindible de la Navidad en Castellón. El concierto benéfico, organizado por la Colla El Soroll y que cuenta con la colaboración del Patronat Municipal de Festes, se ha ganado en este tiempo «un merecido protagonismo en la programación navideña de la ciudad», según explica la concejala de Fiestas, Sara Usó. Alrededor de 150 dolçainers y percusionistas de las collas El Soroll, Dolçainers i Tabaleters de Castelló, Xaloc y Xarançaina se subieron al escenario del Palau de la Festa para ofrecer un espectáculo de casi dos horas de duración que además tuvo fines benéficos.

RIFA // La recaudación se destinará a la Asociación de Padres de Personas con Autismo de Castellón. El donativo de cinco euros incluía la participación en una rifa con algunos de los productos donados por los colaboradores, explican desde la organización.

El Soroll, Dolçainers i Tabaleters de Castelló, Xaloc y Xarançaina son las cuatro collas de la ciudad de Castellón que están integradas en la Federación Valenciana de Dolçaina i Tabal y son fundadores de la federación castellonense. «El DolçaiNadal es un concierto con mucho sabor a fiesta, que reivindica la dolçaina y el tabal y que incorpora como valor añadido su carácter benéfico», remarca la concejala.

En la pasada edición, los fondos de este concierto fueron a parar a la Asociación de Esclerosis Múltiple, mientras que en el 2015 toda la recaudación se destinó a la Asociación Síndrome de Down de Castellón.