+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FÓRMULA UNO

Alonso: "Espero que los F-1 del 2017 nos dejen con la boca abierta"

El bicampeón español ansía que, con el cambio de reglamento técnico, los monoplazas vuelvan a ser auténticos coches de carreras

 

Fernando Alonso, en la conferencia de prensa de Spa. - AFP / JOHN THYS

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
29/08/2016

Fernando Alonso (McLaren-Honda) empezó a sacar la cabeza en el Gran Premio de Bélgica de F-1 donde, utilizando las últimas mejoras en el motor Honda, protagonizó una de las mejores carreras de sus más que discretos años en la escudería que lidera el británico Ron Dennis. El ‘Nanu’, que compartió con el campeón británico Lewis Hamilton (Mercedes) la última fila de la parrilla de salida en el precioso y veloz trazado de Spa-Francorchamps, acabó en una más que digna séptima posicióndespués de remontar 15 puestos en una carrera muy accidentada y en la que el español superó a coches mejores que el suyo como los Williams-Mercedes y el Ferrari de Kimi Raikkonen. Eso sí, Hamilton acabó en el podio, en tercera posición, en un gran premio que se llevó el alemán Nico Rosberg (Mercedes), que ahora está a 9 puntos de su compañero de equipo.

SENSIBLE MEJORA DEL MCLAREN

“El coche ha mejorado muchísimo”, señaló Alonso en ‘El partido de las 12” de la cadena COPE. “La buena noticia es que empezamos a poder medirnos, de tú a tú, con los otros monoplazas. Es evidente que si mantenemos está línea ascendente podemos ser optimistas de cara al futuro. La temporada no acaba hasta noviembre y es una incógnita saber cómo será el coche del año que viene. Es evidente que tendremos que hacer mucho trabajo en invierno, pero todos en McLaren estamos dispuestos a trabajar duro para que, por fin, podamos aspirar al podio en cada carrera”.

El líder de McLaren, de 35 años y bicampeón del mundo con Renault en 2005 y 2006, reconoce que “mejorar lo del año pasado no era muy complicado, la verdad, y nos estamos acercando, poco a poco, a las posiciones de cabeza. ¡Ojalá el año que viene cerremos definitivamente esa distancia!” Eso sí, el bicampeón asturiano reconoció que se ha convertido en un profesional muy paciente, tal vez porque no ha tenido más remedio que aceptar la difícil situación que ha significado el duro y lento arranque de una sociedad, McLaren-Honda, que todo el mundo suponía iba a ser ganadora desde el principio. “Después de 16 años en la F-1 tienes algo más de paciencia y ganas de que las cosas cambien, estar en el podio e, incluso, ganar alguna carrera”.

FUTURO MUY INCIERTO

Ni que decir tiene que Alonso ha sido el primer sorprendido por el excelente resultado obtenido en Spa. No era, según explicó en su conversación con Juanma Castaño, un fin de semana que se presumía exitoso “pero, de pronto, todo se puso de cara y hemos conseguido, no solo unos puntos estupendos, sino reflejar en carrera las mejoras que ha tenido el coche”. Tanto que ahora que la F-1 enlaza, de nuevo, dos grandes premios seguidos y se instala esta misma semana en otro mítico trazado, Monza (Italia), el ‘Nanu’ ya no sabe qué pensar: “Monza es uno de los peores circuitos del campeonato para nosotros, pues es velocísimo, pero ya no sé qué pensar, igual también tenemos una buena carrera, insisto, nunca se sabe”.

Y llegamos al futuro, tanto personal como del propio Mundial de F-1. Y ahí Alonso, que tiene contrato hasta finales de 2017 con McLaren, insiste en que todo está pendiente de cómo serán los coches del próximo año. “Independientemente del puesto que podamos conseguir la próxima temporada, esperemos que el año que viene podamos ver una F-1 más pura y las reglas, ya más abiertas, libres, sean más beneficiosas para este deporte”. Alonso insiste en que solo seguirá, en McLaren o en otra escudería, si los coches vuelven a ser auténticos coches de carreras. “Todavía me queda un año más de contrato y, evidentemente, el año que viene tendré que sentarme con ellos para negociar la renovación, irme a otro equipo si me apetece o retirarme”.

DEMASIADA TECNOLOGÍA

Para Alonso, “los coches actuales hacen que la F-1 sea más aburrida y, en ese sentido, solo espero que, con el cambio de reglas, la F-1 nos deje con la boca abierta a todos la próxima temporada. Si me deja con la boca abierta, renovaré, de lo contrario he de analizar bien que hago con mi futuro”. Y es que el piloto de McLaren insiste en que “los coches han cambiado mucho y, actualmente, la tecnología nos hace reservar demasiadas cosas (neumáticos, gasolina….) y ha convertido esta competición en algo aburrido. De ahí que todos esperemos que el cambio de normativa técnico nos proporcione coches más auténticos”.