+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

MUNDIAL DE F-1

Fernando Alonso no correrá en Baréin por decisión de los médicos del Mundial de F-1

Las dolorosas secuelas de su accidente a 312 km/h sufrido en Melbourne impiden al bicampeón español participar en la carrera de este fin de semana

 

Fernando Alonso, llegando al circuito de Baréin. - AP / HASAN JAMALI

MIGUEL MARTÍNEZ / OVIEDO
31/03/2016

Los médicos del Mundial de F-1 y expertos de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) no han dado su aprobación, en la minuciosa revisión médica a la que han sometido esta mañana al piloto español Fernando Alonso, para que el número uno de McLaren-Honda pueda tomar parte en el Gran Premio de Baréin, segunda prueba del Mundial de F-1 tras el estreno en Melbourne (Australia), donde el bicampeón asturiano sufrió un escalofriante accidente al volar su monoplaza sobre la rueda trasera del Haas F-1 del mexicano Esteban Guitérrez, dar dos vueltas de campana y destrozar totalmente su monoplaza, incluido su asiento, contra un muro. El vuelo del ‘Nano’ se produjo a 312 kilómetros por hora.

Alonso, que estuvo acompañado en la revisión por su hermana Lorena, doctora en medicina, acudió a la cita obligada con los médicos del campeonato convencido de que le autorizarían a correr dado que, en la revisión a la que se sometió, en un par de ocasiones, en el Hospital Universitario Clínico de Asturias, en Oviedo, nada hacía indicar que rechazarían su participación.

El problema fundamental, pese a que no han transcendido los motivos por los que los doctores del campeonato han rechazado a Alonso, es el impresionante zarandeo a que fue sometido su cuerpo que, pese a no sufrir fractura alguna, sí quedó seriamente dañado, especialmente en su torax y costillas. Para tener una idea de la sacudida que sufrió el cuerpo de Alonso solo hay que remitirse al parte del vehículo. McLaren y Honda han tenido que hacer un coche nuevo, totalmente nuevo, ya que el monoplaza del español quedó totalmente destrozado. Incluso el motor de combustión, totalmente de acero y colocado cerca del habitáculo del piloto, quedó destrozado. “hemos tenido que cambiarlo absolutamente todo”, ha explicado Yusuke Hasegawa, jefe de ingenieros de Honda.

Hay que recordar que Alonso no pudo correr el Gran Premio de Australia del pasado año tras sufrir un accidente en Montmelódurante los últimos test de pretemporada.