+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FÓRMULA 1

La FIA autoriza la participación de Alonso en el GP de China tras seis horas de debate

El piloto asturiano volverá tras un fin de semana ausencia provocado por el accidente sufrido en Australia

 

Fernando Alonso, sonriente en la previa del Gran Premio. - EFE / DIEGO AZUBEL

MIGUEL MARTINEZ
14/04/2016

Se ha pasado los últimos días jugando al golf, al tenis de mesa, running, y bastantes horas en el gimnasio, todo bajo la supervisión de sus preparadores físicos, Fabrizzio Borra y Edoardo Bendinelli, bajo los consejos de su hermana Lorena, doctora en medicina. Después de un paso por Italia, donde disponen de la clínica sus preparadores, ha llegado con algunos días de antelación a Shanghái, donde ha inundado las redes sociales con sus fotos. Hoy, ya en el paddock del circuito, confirma que “Soy optimista respecto a cómo me encuentro. He pasado semanas de recuperación. Hasta el viernes por la mañana que me suba al coche hay tiempo, así que quizás esperan hasta entonces", bromeó. No, en serio, supongo que tomarán una decisión que consideren oportuna en breve y, como digo, soy muy optimista y estoy muy tranquilo y bien”, dijo tras pasar el reconocimiento médico bajo la supervisión de Jean Charle Piette, el mismo que le prohibió correr en Barhéin, dos semanas atrás.

Pero esa decisión fue todo menos breve. Se alargó seis horas. Desde las 12 de la mañana en la que pasó el reconocimiento médico hasta las seis de la tarde, en el que el delgado médico de la FIA dio por fin el OK para que Alonso se suba al coche ya desde los entrenamientos libres. Después de semanas “bastante jodidas, con dolores, durmiendo poco”, el neumotórax (una bolsa de aire en la pleura del pulmón izquierdo) ocasionando por el traumatismo en el escalofriante accidente en Australia, parece haber desparecido. Ha paso un mes y las secuelas aún se encuentra en la fractura de esa novena costilla. "Me encuentro con fuerzas y he ido entrenando con normalidad en las dos últimas semanas, especialmente en la última, así que estoy listo para subirme al coche”. Aunque el bicampeón del mundo advierte: "Hay que subirse al coche y probar. He entrenado otros deportes pero no es fácil comparar, porque la Fórmula 1 tiene las fuerzas G, otra posición...lo mejor sería probar, he hecho gimnasio y otros deportes con cierta normalidad, incluso correr, pero queda yo me siento al cien por cien".