+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Fórmula 1

 

Mercedes disfruta de su tercer título mundial de F-1

 

Nico Rosberg y Lewis Hamilton, la pareja de Mercedes. - EFE / FRANCK ROBICHON

MIGUEL MARTÍNEZ
11/10/2016

Nunca había habido un equipo tan dominador en la historia de la F-1. Cada gran premio, Mercedes bate uno de aquellos récords históricos del McLaren Honda de finales de los 80, de los Williams de mediados de los 90, o del Red Bull que ha dominado el comienzo de esta década. De las últimas 56 'poles positions', apenas han dejado de hacer tres; han ganado 48 de las 56 últimas carreras… Mercedes ha sacado todo el partido posible a su inversión en la era del motor híbrido, esa unidad de 1.6 litros turbo, combinada con un motor eléctrico y dos formas de generar energía eléctrica: MGU-K (en la frenada) y MGU-H (aprovechando la velocidad de giro del turbocompresor).

TERCER TÍTULO CONSECUTIVO


Mercedes logró en Japón su tercer campeonato de constructores consecutivo y aseguró el tercero de pilotos paraLewis Hamilton y Nico Rosberg. Es verdad que ha invertido mucho, pero este tercer título le asegura buenos ingresos en el reparto de beneficios de la F-1 en los próximos años y ha atraido patrocinadores en busca de asociarse a una marca de éxito y toda la visibilidad posible en los grandes premios frente a 450 millones de espectadores de todo el mundo. Y publicitariamente ya tiene lo que quería: la vanguardia tecnológica. Su próximo ultradeportivo montará una versión reforzada del actual motor híbrido sobrepasando la icónica cifra de los 1.000 caballos. “No será un motor inspirado en el actual F-1, será ese motor”, aseguraT obias Moers, responsable del proyecto.

APASIONANTE DUELO


Logrado ya el título de constructores, restan cuatro carreras para que Mercedes enseñe al mundo la lucha entre sus dos pilotos, los únicos que pueden lograr el título individual. Lewis Hamilton logró los anteriores y Rosberg cuenta con una ventaja de 33 puntos que le colocan el cartel de favorito en esta edición. Pero quedan cuatro pruebas y todo puede pasar. Mercedes quiere concentrar la atención y fomenta esta expectación en una lucha individual que reúne buena parte de los ingredientes de las batallas históricas: El más talentoso contra el mas trabajador, el de familia pobre contra el de familia rica, el malote contra el buen chico, el grosero contra el educado, el moreno contra el rubio, el soltero de vida díscola contra el perfecto padre de familia… Todo eso y más es Hamilton contra Rosberg, dos formas de conducir y entender la vida, un duelo a la altura del Prost-Senna o Lauda-Hunt que han dado para tanto cine y literatura.

EL SPRINT FINAL


Quedan cuatro carreras —EEUU, México, Brasil y Abu Dhabi— para saber si el trabajo de Rosberg se impondrá al talento de Hamilton.. Llevan así 15 años, desde que compartían equipos en el kárting, pero por primera vez, Rosberg le puede levantar una corona. “Somos casi 1.500 personas en todo el equipo de F-1 —hay equipos con 600— , y el trabajo ha sido casi impecable en estos tres años, es sólo un placer trabajar con ellos", dijo Toto Wolff, el jefe de Mercedes,  tras conseguir la tercera corona de constructores. "Los pilotos son grandes —los mejores del mundo—  y también se empujan entre ambos para alcanzar un novel superior. Si tuviera una gorra como Niki Lauda, me descubriría ante ellos”.

Wolff cree que nadie puede descartar a Hamilton. “Un abandono de Nico le dejará casi con los mismos puntos. Estoy seguro de que Bernie (Ecclestone) lo está deseando”, dice entre risas. Pero es verdad que Nico está en “estado de gracia. Maneja las carreras sin errores, con absoluto control. Dominó las tres sesiones de libres en Japón y luego gestionó la carrera frente a Verstappen con absoluta solvencia”. A Rosberg le basta con finalizar segundo tras Hamilton las cuatro carreras para ser campeón.