+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FÓRMULA 1

Red Bull separa a Verstappen de Sainz

La estructura permuta el puesto del holandés con Kvyat a partir del próximo GP de España

 

Max Verstappen (izquierda) y Carlos Sáinz, durante la presentación del coche de Toro Rosso, en Jerez de la Frontera, el 31 de enero. - EFE / ROMÁN RÍOS

MIGUEL MARTINEZ
05/05/2016

Iba a ocurrir tarde o temprano, y será la próxima semana, en el Gran Premio de España, en el Circuito de Cataluña. Red Bull permutará los asientos de Max Verstappen y Daniil Kvyat: el holandés pasa a Red Bul como compañero de Daniel Ricciardo, y el ruso baja de nuevo a Toro Rosso para compartir garaje con Carlos Sainz, del que ya fue compañero en categorías inferiores.

Verstappen es la “niña bonita” de Helmut Marko, del que ha dicho que es “el nuevo Ayrton Senna”. Le subió con 17 años a un F-1 sin apenas experiencia en monoplazas, y está dispuesto a lo que sea para demostrar que es el mejor cazatalentos y formador de pilotos de la F-1, para presumir de que su programa de pilotos no tiene comparación con ningún otro, para insistir en que puede fabricar otro tetracampeón del mundo como Sebastian Vettel cuando quiera. Pero los resultados, el análisis de las carreras, la comparación de tiempos… nada ha hecho pensar hasta ahora que Verstappen es mejor que Carlos Sainz, así que lo mejor para Marko era deshacer la pareja cuando antes, y encontró la oportunidad en el GP de Rusia.

Kvyat golpeó por dos veces el coche de Sebastian Vettel en la salida. Pidió disculpas y Christian Horner, el director de Red Bull, se las aceptó. "Frenar tarde y golpear a otro auto sería aceptable delante de su público, pero esto no se aplica para el segundo choque", dijo Marko después. "Es una pena porque no solamente arruinó la carrera de Vettel y la de Ricciardo, sino también su propia carrera. Tuvo que hacer una parada extra. Fue un día desastroso para Red Bull”, insistió el asesor de la dirección de Red Bull y responsable del programa de pilotos.

"Max ha demostrado ser un gran talento joven", mantiene Christian Horner. "Su actuación en Toro Rosso ha sido impresionante hasta ahora y estamos muy contentos de darle la oportunidad de conducir para Red Bull Racing. Estamos en una posición única por tener a cuatro pilotos en Red Bull y Toro Rosso con un contrato a largo plazo y la flexibilidad para moverlos entre los equipos”, desvela Horner, que no ve problema en el regreso de Kvyat a Toro Rosso. “Será capaz de continuar su desarrollo en Toro Rosso, en un equipo que con el que está familiarizado, dándole la oportunidad de recuperar su forma y mostrar su potencial”.