+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

NUEVA DENUNCIA

Bruce Weber, acusado de abuso sexual

Un exmodelo llamado Jason Boyce le acusa de haber abusado de él hace tres años

 

El fotógrafo Bruce Weber. - AFP / EMMANUEL DUNAND

EL PERIÓDICO
06/12/2017

Nuevo caso. El fotógrafo de moda Bruce Weber está acusado de haber abusado sexualmente del modelo Jason Boyce, según la demanda presentada el pasado viernes en la Corte Suprema del Estado de Nueva York. Una denuncia que vuelve a hacer temblar la industria de la moda tras las denuncia contra Terry Richardson.

De acuerdo con la demanda, Bruce Weber, de 71 años, que ha trabajado para las principales revistas de moda y ayudó a forjar la imagen de marcas como Calvin Klein, Ralph Lauren y Abercrombie, abusó supuestamente del modelo Jason Boyce en diciembre del 2014 durante una sesión de fotos en su estudio de Manhattan. Según su testimonio, Weber habría pedido a Boyce, de 28 años entonces, que se desnudara y posteriormente le habría toqueteado y forzado a besarle. "Con la confianza justa, podrías llegar realmente lejos (...) ¿Cómo de lejos quieres llegar? ¿Cuáles son tus ambiciones?", le susurró el fotógrafo al modelo, según recoge la denuncia presentada por la abogada Lisa Bloom, que asegura que ha recibido "otras llamadas con denuncias similares".

La demanda también menciona a la agencia de modelos que contrató a Boyce y a su dueño, Jason Kanner. El documento alega que Weber "tuvo un comportamiento similar con otros modelos masculinos" que le envió la agencia Soul Artist. "La industria del modelaje es responsable de la explotación de sus modelos, que están demasiado a menudo a merced de los agentes, las agencias y los fotógrafos", aseguró la abogada en rueda de prensa este martes, en la que apareció acompañada de Jason Boyce y Mark Ricketson, otro exmodelo que también dice haber sido abusado sexualmente por el famoso fotógrafo.

Boyce reclama daños y perjuicios, alegando los "trastornos emocionales" causados y las "pérdidas económicas" tras su salida de la industria de la moda.

Ricketson describió un asalto similar al de su compañero, en el que el fotógrafo lo puso a hacer "ejercicios de respiración" durante una sesión de posado cuando tenía 18 años. Su agente le había insistido en los beneficios para su carrera si le gustaba a Bruce Weber. El chico contó que estaba a solas con el fotógrafo cuando este le colocó la mano en la frente para "encontrar la energía" y la fue bajando poco a poco hasta posarla sobre sus genitales. Al borde de las lágrimas, los dos exmodelos dijeron que fueron "humillados" y que quedaron "traumatizados" por estos incidentes.

Lisa Bloom, quien defiende a varias presuntas víctimas del actor Bill Cosby, el productor de cine Harvey Weinstein y el presidente Donald Trump, insistió en que el acoso sexual a los modelos es una "epidemia" y aseguró que tenía constancia de que "muchos modelos están aterrorizados de hablar públicamente sobre comportamientos abusivos, e incluso de abusos sexuales, porque piensan que sus carreras quedarán destruidas".