+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FINAL EN TVE-1

Esther deslumbra... y gana 'Masterchef junior 5'

La concursante granadina desató los elogios del jurado del popular concurso y del cocinero David Muñoz

 

Esther, concursante de Masterchef junior 5 - RTVE

OLGA LERÍN
11/01/2018

"Lo que he aprendido es que trabajando duro se puede conseguir todo". Y en ese 'todo' se incluye el título de 'Masterchef junior', que merecidamente se ha llevado este miércoles la granadina Esther Requena en la final del popular concurso de TVE-1. La niña, de 10 años, con una ternura "muy especial", una sonrisa que conquista y amante de los guisos tradicionales, ha enamorado al jurado y al chef David Muñoz (tres estrellas Michelin). María Blanco, un saco de nervios madrileño de 9 años, se ha tenido que conformar con ser la finalista. Por el camino se quedaron los madrileños Gonzalo y Lucía, ambos de 12 años.

En la última prueba de la noche, las 'duelistas' debían elaborar dos raciones de un menú de libre elección en dos horas. Las pequeñas han optado por platos merecedores de estrella Michelin e ingredientes y técnicas de nombre imposible. La granadina ha escogido un canelón de aguacate, salmón cocinado a baja temperatura con cítrico y salicornia y una mousse de nueces, bizcocho y toffee. "Me parece espectacular", ha dicho Muñoz de la primera elaboración. De la segunda, el jurado Jordi Cruz ha comentado simplemente: "No tiene defectos". Y del postre, que Esther ha dedicado a su hermana Teresa, Samantha Vallejo-Nágera ha destacado "el don" de la pequeña para crear "platos bonitos".

A la pequeña María, prima de Miguel Ángel Muñoz (ganador de la primera edición de 'Masterchef celebrity'), le han podido los nervios a la hora de elaborar su menú: un carpacio de manzana con alcaparra, piñones y 'shots' de mostaza, una multiesfera con aire de limón, y una cúpula de chocolate con mousse de chocolate, frambuesas y espéculo. Aunque, eso sí, el jurado ha alabado el trabajo de ambas. Pepe Rodríguez les ha lanzado un buen piropo: "Tiene mucho mérito que niñas como vosotras hayan hecho estos menús tan espectaculares y tan bien ejecutados".

 
Esther y María, en la pruebva final. / AVIDEOTAPE
El programa se ha abierto en un museo que albergaba los cuadros vivientes de la Gioconda (Samantha) y Felipe II (Pepe), además de una estatua viviente (Jordi Cruz) al estilo de las que habitaban en la Rambla barcelonesa. Un gazpacho de invierno, creación de Dani García (dos estrellas Michelin), presente en el plató, ha sido el primer caballo de batalla de los cuatro aspirantes, que elaboraron el plato a las órdenes del cocinero. Niños menores de 12 años siguiendo el ritmo de un chef...

"Concentración, orden y limpiamos", les pedía García. "Es un chef cinco estrellas y yo soy una niña", exclamaba María, muy acelerada en la eliminatoria, y a la que Jordi Cruz regañaba por no haber escuchado ni atendido al restaurador. "Vas por delante de todo el mundo y te pasa lo que te pasa –le decía Dani a la pequeña - ¡Vamos a hacer un gazpacho sin remolacha¡". Aunque tanto Gonzalo como Esther  -además del trofeo, este miércoles ha ganado 12.000 euros y un curso de formación en el Basque Culinary Center- estuvieron muy concentrados, fue esta última la que se vistió la chaquetilla de primera finalista.

De la segunda prueba, en exteriores, ha salido la segunda 'duelista'. Gonzalo, Lucía y María se han enfrentado a un menú degustación de seis platos diseñado por Pepe Rodríguez, entre ellos, un escabeche de perdiz y fuagrás, un gazpacho montado de aceitunas y quisquilla de Motril y espardeñas, con guiso de cortezas y caldo ahumado.

 
Un museo viviente, con el jurado del programa y la presentadora, Eva González. / RTVE
Los 12 concursantes de la segunda edición de 'Masterchef celebrity' han sido los exigentes catadores de las creaciones. Gonzalo se desesperaba a la hora de trocear la grouse (perdiz): "Estoy un poco agobiado, me cuesta un montón". Mientras, Pepe le echaba una mano… Maldita decisión, se comentaba en las redes sociales, la de darles a los niños otra vez aves sin limpiar. 

En un salón del palacio del Infante Don Luis de Borbón, los comensales rememoraban su paso por el concurso. "Recordad que hace cuatros días érais unos aspirantes. No os pongáis tiquismiquis", exclamaba José Corbacho. "¡Qué nivel tienen estos niños!", decía Carlos Baute, tras probar el primer plato de Lucía.

"Diga lo que diga Eva, yo quiero ir a la cocina a echar un vistazo", anunciaba Anabel Alonso a sus colegas de mesa, mientras engatusaba a Bibiana Fernández para escaparse a ver a los tres 'minichefs'. 'Las retales', en estado puro…  

"Me voy a pellizcar"
La pequeña María pasaba a la final por su "excelente trabajo" en la prueba y su "evolución y capacidad" para trabajar de manera "individual y en equipo", ha resaltado Pepe Gutiérrez. “Estoy en un sueño, me voy a pellizcar. ¡Es de verdad!", solo acertaba a decir la pequeña.

El programa ha contado con el resto de los pequeños concursantes de esta edición, 14 en total, encaramados en la galería en la prueba final. Y tampoco faltaron la visita de los familiares de las finalistas, aunque se ha echado de menos a Miguel Ángel Muñoz.

Y para guindas, las que ha puesto Juan Antonio, el 'minichef' resabiado de Almería (10 años), que ha vuelto a dar vidilla en las redes con comentarios del calibre:  "Hasta donde yo sé, el nitrógeno líquido es ilegal, solo se puede utilizar en ocasiones especiales" o "El nitrógeno está a 200 grados bajo cero. Es como 20 veces la temperatura del Everest…". Jordi Cruz metía baza, y humor, en Twitter.