+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

PERSONAJE

Miguel Ángel Silvestre desvela en ‘El Hormiguero’ los trucos de las escenas ‘picantes’ de Hollywood

El actor castellonense demostró su cercanía y habló de sus experiencias en los rodajes de las series 'Sense8' y 'Narcos'

 

Miguel Ángel Silvestre desvela en ‘El Hormiguero’ los trucos de las escenas ‘picantes’ de Hollywood -

07/11/2017

Miguel Ángel Silvestre visitó ayer El Hormiguero como nuevo embajador de la campaña de invierno 2017 de Springfield. El joven actor castellonense, que dio el paso de cruzar el charco y está cosechando éxitos, demostró una vez más su simpatía y cercanía, y que sigue manteniendo una química especial con el público español.

Además de hablar de sus próximos proyectos, el actor compartió anécdotas y situaciones vividas durante su experiencia americana. Así, el actor castellonense desveló el truco hollywoodiense para rodar las escenas de sexo explícito, momento en el que las risas fueron inevitables para el protagonista y los asistentes. Sin pelos en la lengua, Silvestre ha aseguró a Pablo Motos que en Sense8 le obligaron a desnudarse por completo y a usar un calcetín para meter su miembro y que este no rozara el cuerpo del resto de actores con el que compartía escena. "Yo llegué a vestuario y, de repente, me encontré como con un calcetín. Ni siquiera. Como un redondel, muy cerrado, algo muy apretado y muy cerrado. Era mi primer día. A la de vestuario le pregunté que qué era eso. Y ella me dijo que era mi ropa para el día", comentó Silvestre. "Para que no haya ningún tipo de contacto, los chicos se ponen como una especie de calcetín y las chicas como unos parches en las escenas íntimas. Yo lo descubrí ese día", aseguró. "Cuando corroboré que ese era el vestuario dije que o era muy holgado o que iba a tener un problema más adelante. Me explicaron cómo hacerlo, ahí va todo dentro. Yo le decía a mis colegas, cuando acabamos de rodar, que desde entonces hablaba más recto", bromeó.

Su participación en la exitosa serie Narcos también enseñó una parte de sus fallos, como el hecho de que las escenas de acción le saldrían perfectas si no fuera porque cierra los ojos. A este respecto, narró entre risas que: "Estuve ensayando… se gastaron mucho dinero y teníamos solo dos tomas. Voy a rodar y después de llevar dos meses ensayando la coreografía lo hago, me sale perfecto y me dicen que había cerrado los ojos", algo que le parece muy difícil aunque según le dijeron: "Keanu Reeves tiró 157 disparos sin pestañear". El programa quiso poner a prueba este problema del actor que, en realidad,  superó el reto con muy buen resultado.

Silvestre demostró, una vez más, las cualidades que le han valido el cariño del público en España y en EE.UU.