El Periódico Mediterráneo | Viernes, 23 de junio de 2017

ejemplares de torrehandilla y torreherberos

Un emocionante y rápido encierro abre el programa taurino de fiestas

Uno de los cerriles se adelantó a la manada, aunque sin generar peligro. La carrera deja dos heridos leves, pero ninguno de ellos lo fue por asta de toro

P. R. 14/05/2017

La semana taurina de las fiestas patronales de Sant Pasqual de Vila-real echó ayer a andar. O, mejor dicho, a correr. Un encierro con toros cerriles marcados con los hierros de Torrehandilla y Torreherberos, que a la postre resultó rápido y sin heridos por asta, fue el encargado de abrir el ciclo.

Pasaban cinco minutos de las once de la mañana, hora en la que se había programado la carrera financiada por la Junta de Festes, cuando la última carcasa anunció la apertura del portón de los corrales situados en el cruce de las calles Raval del Carme y Lluís Vives. La torada tomó Zumalacárregui, vial en el que el único ejemplar de Torreherberos se situó como líder.

El animal, marcado con el número 61 y guarismo 3, tomó una velocidad de infarto distanciándose a varios metros de la manada a su paso por Sant Salvador y Josep Ramon Batalla, limpiando así el recorrido. La carrera continuó por el Raval del Carme y Molí, viales en los que los cinco ejemplares restantes se fueron abriendo y buscando a los laterales, lo que sumó emoción.

A su llegada a Pius XII se registró el incidente más destacado de la carrera, cuando un aficionado de Almassora, de 57 años, resultó contusionado al caer en la cara de la torada y ser pisoteado por la misma. Fue trasladado hasta la enfermería del recinto taurino, donde fue atendido, mientras los seis toros se Torrehandilla y Torreherberos templaban el ritmo para desembocar en los corros ubicados en el Barranquet. Aun así, hubo otro herido, tampoco por asta de toro, esta vez vecino de Vila-real, de 47 años, que resultó con daños en la costilla y fue trasladado al Hospital de la Plana para su valoración.

PRIMER CERRIL // Si Sant Pasqual protegió ayer a los corredores, San Pedro Regalado hizo lo propio con los rodaors en el día de su festividad. El patrón de los toreros veló por aquellos que se midieron al primer cerril de las fiestas, marcado con el número 7, que salió sobre las 11.30 horas.

Espectacular fue la rodada de recibo de Jonathan Chorra al toro de Torrehandilla que salió de los corros. El rodaor local recibió la ovación del numeroso público que a esa hora llenaba los cadafals. El animal se mostró noble respondiendo a los cites de Patricio con su chaqueta sobre la arena. Zona en la que también se lucieron al quiebro Jesús Alcorcón e Iván Ballester Patata.