El Periódico Mediterráneo | Sábado, 27 de mayo de 2017

VALL DUIXÓ FUNCIONA AL 60%

El biogás genera energía para 1.000 viviendas en la Vall

En los próximos meses se aumentará la productividad y la carga de la planta

ROSANA DANIEL 05/03/2012

La planta de biogás de la Vall d’Uixó lleva seis meses en funcionamiento, en los que ha generado un total de 400 megavatios. El director técnico de estas instalaciones, Jorge Samper, explicó que estas cifras responden “a los cinco megawatios que se generan al día, lo que equivale al abastecimiento de 1.000 hogares diarios”.

Asimismo, la infraestructura vierte directamente la primera energía verde generada en la localidad a la red eléctrica, ya que no necesita de transformador.

Samper señaló que en este medio año, “la planta ha estado funcionando al 60% de su capacidad”. Esto cambiará en los próximos meses, puesto que hace unos días la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente entregó a Aplitec, la empresa encargada de su gestión, la licencia para el inicio de la actividad.

Así, el responsable de las instalaciones aseguró que “estamos en conversaciones con las firmas que nos facilitan y tratan los residuos que generan el biogás para poder aumentar la carga e incrementar la productividad de la planta”. Actualmente se utilizan restos de cítricos en mal estado y sueros procedentes de la fabricación de quesos, purines de cerdo o vaca, así como lodos de depuradora.

En este sentido, Samper afirmó que la intención es “que las instalaciones estén a pleno rendimiento cuanto antes, aunque no depende sólo de nosotros, por lo que estamos estudiando cuál es la mejor opción para que la central funcione al 100% de su capacidad”. En este sentido, el director técnico apuntó que se está analizando la posibilidad de alimentar las infraestructuras con cultivos energéticos, “aunque está todavía en fase de estudio”. Las especies que los técnicos están probando son una variedad de la hierba elefante y de sorgo.

La planta de biogás de la Vall cuenta con casi 7.000 m2 en los que se invirtieron 2,6 millones de euros. Estas instalaciones son las primeras de este tipo en España de concesión municipal y la energía verde generada produce un 95% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que la producción de petróleo. H