+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SONDEOS SOCIALES

Duterte pierde popularidad

La caída de puntuación del presidente filipino se produjo después de que el mandatario había atacado a la Iglesia Católica, calificando Dios de "estúpido"

 

EL PERIÓDICO
11/07/2018

La popularidad del líder filipino Rodrigo Duterte cayó hasta el punto más bajo desde que tomó la presidencia en el 2016, según un sondeo independiente publicado el pasado martes. La institución filipina de investigación social, Social Weather Station (SWS), que ha examinado la popularidad del presidente, indicó que perdió 11 puntos con respecto al primer trimestre del año bajando hasta los 45, según la encuesta de 1.200 filipinos realizada a finales de junio.

Fue la puntuación más baja, entre las ocho encuestas realizadas desde el 2016, el principio de su mandato. Entre enero y abril del 2018 la calificación de Duterte cayó al 56% desde el 58% en diciembre del 2017. Sin embargo, el presidente no parece preocupado por la perdida de popularidad. "No me importa, no me interesa para nada", dijo en una conferencia de prensa al norte de Manila, la capital. 

Ataques a la Iglesia 
La encuesta se hizo durante la semana en que Duterte atacó duramente a la Iglesia Católica, calificando a Dios de "estúpido", después de que obispos y sacerdotes criticaran los asesinatos de sospechos narcotraficantes en la campaña del Gobierno en contra del comercio de drogas. Aunque la investigación de SWS no pidiera a los encuestados de explicar las razones de sus calificaciones, parece que las ofensas a la Iglesia tuvo mucho peso en este sentido. 

"Fue una declaración innecesaria, que afectó mucho a sus calificaciones", afirmó el analista Earl Parreno, del Instituto de Reformas Políticas y Electorales. "El aumento de los precios y el desempleo también tuvieron un impacto, pero no de la misma manera. Duterte tiene que reparar sus relaciones con los obispos para reconstruir su imagen", concluyó Parreno. 

Duterte se reunió el lunes con el jefe del grupo de Obispos Católicos, prometiendo abstenerse en un futuro de atacar a la Iglesia. El presidente había disfrutado de altos índices de satisfacción desde que asumió el cargo, alcanzando un máximo de 66 puntos en junio del 2017. Según la metodología aplicada por la SWS, una puntuación de 70 o superior se considera excelente, de 50 a 69 es muy bueno, de 49 a 30 es bueno y de 29 a 10 es moderado.