+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ESTE MES DE JUNIO SE DA UN INCREMENTO DE LA VIRULENCIA DE LOS INSECTOS

Sí a las obras, no a más fumigaciones antimosquitos

 

En Moncofa se informó al vecindario de las medidas de prevención contra los mosquitos. - M. À. SÁNCHEZ

M. M. 15/06/2018

A las puertas del verano, época del año con mayor virulencia de los mosquitos, especialmente en el caso de la Plana, donde se han aplicado medidas de choque para frenar la gran eclosión de los últimos días --como informó Mediterráneo--, los ayuntamientos «han dejado escapar este ejercicio las ayudas de la Diputación» para combatir esta plaga. Así lo aseguró ayer el diputado de Medio Ambiente, Mario García, quien explicó que las subvenciones se incluían dentro del Plan 135 y casi ningún consistorio se ha acogido a esta medida.
García responde así a la diputada provincial socialista, Virginia Martí, quien denunció «la falta de diligencia e inacción del equipo de gobierno del PP, que ha sido incapaz de anticiparse a la llegada del mosquito tigre al litoral».
Asimismo, aludió al concejal de Sanidad de Nules, Antonio Romero, que afirmó que si en septiembre es necesario pedir los tratamientos aéreos solicitarán que el coste sea asumido por la institución provincial. «El permiso depende de la Generalitat y se supone que tienen una empresa contratada para realizar los controles y las acciones; que le pidan cuentas a ella, la Diputación ahora no lo costeará, debería haberlo solicitado a través del plan 135 y reservar una parte de estas ayudas para ello por si era necesario», manifestó el diputado.
El responsable de plagas en el ente provincial recordó que «se dio la opción a los municipios de solicitar el 100% de las ayudas para obra o el 70% para obra y el 30% para pago de gasto corriente, que cada consistorio podía destinar a los tratamientos contra mosquitos, mejoras de alumbrado u otras actuaciones...».

AÑO ELECTORAL // García insistió en que, en pleno año preelectoral, los proyectos «visibles» han ganado por goleada, de modo que los consistorios tiran de sus presupuestos para contratar o renovar los servicios con empresas especializadas. «En el 2017, la gran virulencia se detectó en Pascua y en el 2018 es en junio», indicó García, que aludió a la responsabilidad de los ayuntamientos a la hora de controlar las actuaciones realizadas en sus municipios.
Por su parte, la diputada Martí criticó que, anteriormente, todos los meses el Servicio Provincial de Plagas enviaba un informe a los ayuntamientos informando de la situación «y ahora ya no se hace por el desmantelamiento de este organismo». Al respecto, García señaló que siguen contando con la asistencia del equipo del catedrático de Entomología de la Universitat de València, Ricardo Jiménez, y un técnico continúa tomando muestras de manera periódica.

Por otra parte, en Moncofa, técnicos de la empresa encargada de efectuar los tratamientos antimosquitos informaron a los vecinos de las acciones a tener en cuenta para dificultar la proliferación de estos insectos.