+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Crónica d'Orpesa

 

MEDIDAS PARA EVITAR QUE SE REPITA EL PROBLEMA DEL PASADO AÑO

Castellón declara ya la guerra contra la plaga de mosquitos que se prevé menos virulenta

La mayoría de municipios costeros inicia los tratamientos para anticiparse al verano

 

MARI CARMEN TOMÁS
31/03/2016

La mayoría de municipios costeros de Castellón ha empezado ya a actuar contra los mosquitos, si bien los expertos prevén que esta campaña sea menos virulenta que la del 2015. De entrada, los especialistas detectan mayor concienciación. “Todo el mundo se ha espabilado; han visto que existe un problema real”, dice Adrián Ruiz, portavoz de Anecpla, asociación de empresas de control de plagas en la provincia.

El entomólogo Ricardo Jiménez, asesor de Diputación, opina que los tratamientos “deberían haber comenzado ya”. “Lo más recomendable es hacerlos todo el año, pero, especialmente, intensificar el uso de larvicidas tras las lluvias, para que no proliferen larvas en el agua estancada”, indica Anecpla. Lo hace Benicàssim.

Municipios como Castellón, Vila-real, Burriana, Vinaròs, Benicàssim, Almassora, Peñíscola o Alcalà aseguran haberlos iniciado. Burriana, por ejemplo, los ha adelantado dos meses, comenzando en marzo, cuando el 2015 empezó en mayo. En cambio, Benicarló aún no los ha emprendido.

A falta de que se aprueben el martes las bases para optar a las ayudas de Diputación, algunas localidades han sacado a concurso el contrato para los tratamientos, como Orpesa, Burriana, Benicàssim, Torreblanca o Castellón. Algunos han aumentado la inversión, como la capital, con 15.000 euros anuales más, o Torreblanca, que crea una partida específica de 30.000 € que antes no tenía.

Algunas corporaciones han dado luz verde a ordenanzas reguladoras de prevención y tratamiento de los mosquitos en zonas públicas y privadas, como Castellón --con sanciones de hasta 3.000 euros--, Benicàssim, Xilxes o les Alqueries, mientras Burriana y Vila-real la aprobarán próximamente en pleno. Acciones que, en algunos casos, se completan con charlas informativas.

No obstante, el diputado provincial de Desarrollo Sostenible, Mario García, recuerda que el clima juega un importante papel en la evolución de la plaga. La previsión de una primavera más seca hace pensar que este año habrá menos problemas, según el experto Adrián Ruiz. La Conselleria de Agricultura, por su parte, explica que “el pasado verano se apreció especial incidencia del mosquito tigre en el litoral de Castellón, que coincidió con una mayor presencia de otras especies, especialmente del de las marismas y el doméstico, debido a las cuantiosas precipitaciones de marzo, combinadas con elevadas temperaturas posteriores, lo que dio lugar a un encharcamiento generalizado de las planas litorales donde se criaron larvas. Esta coyuntura no se ha dado este año”. El 11 de abril se reunirá la comisión de vectores, en la que están convocados representantes de Generalitat, Diputaciones y Federación Valenciana de Municipios y Provincias, y que abordará la coordinación en materia de control de especies que pueden transmitir enfermedades. H