+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 

Crónica d'Orpesa

 

LA PROVINCIA BAJA, POR TERCER AÑO CONSECUTIVO, HASTA LOS 579.245 VECINOS

Ocho de cada diez municipios en Castellón pierden habitantes y el padrón cae en 3.082

Castellón, Alcalà de Xivert y Vila-real acusan más la sangría demográfica. Solo 24 localidades suben el censo, sobre todo la Vall d’Uixó, Almassora y Vinaròs

 

La provincia de Castellón, en lugar de aumentar población, la pierde. Muchos inmigrantes han hecho las maletas durante estos últimos años. - GABRIEL UTIEL

CASTELLÓN
20/12/2016

Castellón pierde población, en concreto, más de 3.000 habitantes en un año, lo que la sitúa con un padrón por debajo de los 580.000. La revisión ya con datos oficiales publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que, a 1 de enero del 2016, la población de toda la provincia suma 579.245 vecinos, 3.082 menos que los que había un año atrás, a principios del 2015, con 582.327.

El análisis pormenorizado refleja que casi ocho de cada 10 municipios castellonenses (el 78,5%), 106 del total de 135, han sufrido los efectos de la despoblación, ya sea por mortalidad, caída de la natalidad, éxodo de residentes o de inmigración, etc. Un conjunto de factores que ha afectado en mayor medida a grandes ciudades como Castellón o Vila-real, que en lugar de aumentar, han recortado habitantes en el último ejercicio contabilizado por el INE. También Alcalà de Xivert ha registrado una pérdida destacada de residentes. Pierden más de un centenar de vecinos, por este orden, Castellón, Alcalà de Xivert, Vila-real, Orpesa, Benicàssim, Nules y también Onda.

EN POSITIVO / Solo 24 localidades se han escapado de la sangría y, por el contrario, han conseguido atraer a nuevos habitantes, aunque no sea en cantidades desorbitadas. Destacan en esta línea la Vall d’Uixó, Almassora y Vinaròs, que suman más de un centenar de habitantes. Otro bloque lo forman las cinco localidades que se mantienen invariables.

Lo que sí es cierto es que en el arranque del 2016 Castellón constata tres años consecutivos de población a la baja, restando en este trienio 22.454 castello-nenses menos. El peor año sin duda resultó ser el 2014, cuando se pasó de los 601.699 a 587.508, perdiendo de golpe más de 14.000 residentes en la provincia. Le siguió luego otro ejercicio a la baja, con más de 5.000 personas menos; y ahora, el ejercicio 2016, con más de 3.000, pero en cualquier caso moderándose ya la caída.

   
1 Comentario
01

Por Jp 17:34 - 20.12.2016

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Cuantos más seamos mas impuestos recaudan los ayuntamientos. Por lo demas no veo el problema en bajar la población , el problema es la ocupación que esta todavía por los suelos. La población de todas maneras baja o no baja según las fechas de referencia, si nos fijamos más atras , por ejemplo 2007 , cambia,también cambia el éxodo que dicen siempre en esas fechas había menos población extranjera por ejemplo que ahora , yo no veo problema a corto plazo