+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Firma invitada

Cabreados

 

Vicent Zaragoza Vicent Zaragoza
10/08/2018

Querido/a lector/a no soy original ni descubro secreto si digo que la peña, la gente, está cabreada con la política y los políticos.

Por desgracia, esta apreciación no es nueva ni nos pertenece a los españoles en exclusiva. Pero es cierto que mientras que a lo largo de la historia toda profesión ha conllevado cierta nobleza, el drama de la política es que en ella esa nobleza siempre ha sido menos aparente y, en muchos casos, cuestionada. Aunque claro, también hay que decir que, a diferencia de otros países, en España hemos vivido situaciones singulares que no han ayudado al buen reconocimiento: por ejemplo, 40 años de franquismo proclamando que la política, o si se prefiere decir participar y decidir, no solo era mala cosa sino que encima era algo prohibido, perseguido y castigado. Después, creo, que a pesar de la llegada de la democracia política (ni social ni económica) algunos se desencantaron. Me refiero a quienes al no encontrar solución a sus problemas, se dieron cuenta de que la democracia solo era un marco jurídico de libertad y no el reino de la justicia social. En última instancia y con la crisis económico-financiera y las medidas extremas, son muchos los que han visto, y con razón, como una parte de los políticos han sido un tanto títeres que han olvidado su auténtico papel de mediación social, a la mayoría y al bien común, en beneficio de los poderosos, de quienes provocaron la crisis. Así que no es extraño, al menos entre los hispanos-ibéricos, que la política tenga desarraigo social y los políticos generen cabreo.

¿Saben lo peor?: Que en muchos casos, ese lógico cabreo, esa contra, no fecunda nada y no es suficiente. No es rebelde, no proyecta futuro ni esperanza y se queda en indiferencia improductiva y hasta con tintes reaccionarios. Por cierto, dice D. Innerarity que a esa necesaria ciudadanía hay que pedirle que comprenda y se comprometa en algo más que en la queja.

*Analista político

   
2 Comentarios
02

Por jps 16:14 - 10.08.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

A la mas minima sacamos a pasear a el Generalisimo Franco. Solo nosotros , esa minoria que lo conocio ,y poco pues en el tardofranquismo ya estaba prácticamente retirado , sabemos quien es.Dicho eso, sí , estamos hartos de los políticos , que mientras hemos pasado la peor crisis de la historia, (peor en España por culpa de ellos), se han dedicado a dilapidar millones de miles de euros en obras innecesarias , deroche para satisfacción faraonica propia. Han dejado a los ciudadanos de lado mientras ellos se dedican a criticarse entre ellos, y mas aún, mientras la corrupción les invadía estaban inmersos en el tu más. No es para estar hasta "els collons"?

01

Por jps 16:09 - 10.08.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

A la mas minima sacamos a pasear a el Generalisimo Franco. Solo nosotros , esa minoria que lo conocio y poco pues en el tardofranquismo ya estaba prácticamente retirado , sabemos quien es.Dicho eso, si , estamos hartos de los políticos , que mientras hemos pasado la peor crisis dela historia, (peor en España por culpa de ellos), se han dedicado a dilapidar millones de miles de euros en obras innecesarias , deroche para satisfacción faraonica propia. Han dejado a los ciudadanos de lado mientras ellos se dedican criticarse entre ellos y mas aún mientras la corrupción les invadia estaban inmersos en el tu más. No es para estar hasta "els collons"