+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Es el día de parar un plan soberanista ilegal e ilegítimo

 

La sinrazón del independentismo tras dar legitimidad al simulacro de referéndum del 1-O y la subsiguiente promesa del presidente catalán, Carles Puigdemont, de cumplir con las leyes de desconexión aprobadas de forma bochornosa en el Parlament colocan hoy a Cataluña al borde del abismo. Escudado en una movilización popular contestada por otras concentraciones tan sobresalientes o más que las de los secesionistas, Puigdemont tiene ante sí una encrucijada, pues la Cataluña que preside ha demostrado ser más plural y diversa de lo que el obsesivo discurso nacionalista pretende demostrar. De consumarse la declaración unilateral de independencia, la Generalitat culminaría una irresponsabilidad histórica que destrozará el autogobierno catalán y la convivencia en España. Con mentiras y falacias, a empujones, los sedicentes han embarcado a Cataluña en una travesía que vulnera el ordenamiento legal sin contar con un apoyo popular suficiente. Sin necesidad de recurrir a los inverosímiles datos del fallido referéndum, el bloque soberanista mayoritario en escaños en el Parlament no representa ni a la mitad de los catalanes. Con estos mimbres es con los que hoy Puigdemont valora anunciar la independencia, probablemente con alguna estratagema, pero sin apoyo internacional ni forma de hacerla efectiva, embebido de su propia locura.

El Gobierno ya ha hecho saber que responderá con los resortes del Estado de Derecho: esto es la pérdida del autogobierno de la comunidad. Individual, política e institucionalmente el precio a pagar podría ser muy alto. Ya lo está siendo con la fuga de empresas y bancos que estos días refutan el discurso simplón de que la Cataluña independiente sería una arcadia feliz y próspera. Ahora ya están en riesgo las instituciones, la prosperidad y la paz social, en Cataluña y también en España. Demasiado precio para satisfacer un proyecto político ilegal y ya ilegítimo. A Puigdemont solo queda hoy una salida, ya propuesta por EL PERIÓDICO: que en lugar de una declaración de independencia, anuncie la convocatoria de elecciones y asuma, con su Ejecutivo, las graves responsabilidades en las que ha incurrido. Es el día en que el presidente catalán tiene la última ocasión de no inferir más daño. Y el día en que el Gobierno de España y el frente constitucionalista deben estar unidos ante decisiones de gravedad y trascendencia inusitadas. Ya no queda espacio para los tibios.

   
3 Comentarios
03

Por jps 16:44 - 10.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No les importa hacer y hacerse todo el daño que haga falta. Después convocarán a los" pacíficos" de las CUP a la calle y pacíficamente impedirán con pacíficos botellazos con pacíficos insultos y pacíficamente impedirán el paso . Pacíficamente nos arruinaran económicamente y esperarán a que en diez años Cataluña sea Suiza porque la supremacía catalana está por encima todo no como los charnegos castellanos , gallegos , valencianos, extremeños, asturianos, ....

02

Por vicentboschipaus 12:45 - 10.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Editorial que sembla "opus" de Mariano Rajoy Brey!

01

Por Domingo Dimingin 9:44 - 10.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Ya toca parar este desafío vergonzoso, alimentado por un odio Absurdo y sin argumentos, durante 30 años de adoctrinamiento a Niños en... Democracia. Víctimistas y radicales de la misma asilvestrada forma, han impuesto sus utópicas falacias sin respuesta contundente del Estado de Derecho. Han ofendido y despreciado sistemáticamente. El Pueblo Soberano de España es el único legitimado para Decidir. La LEY que representa la Decisión ha sido reventada. Y no lo vamos a permitir. Última oportunidad pues de Razonar, pidiendo perdón y pagando a la Sociedad. Luego... Dialogar. Pero NUNCA... NEGOCIAR LA CUESTIÓN DE TERRITORIO NACIONAL... INDIVISIBILIDAD. RESPETAR Y SERÉIS RESPETADOS. NADIE QUE DEMUESTRA ESA AGRESIVA FORMA DE será escuchado porque Nadie demuestran ser. Viva España!