+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Editoriales

Fumigar por aire también es posible

 

12/07/2017

La proliferación de los mosquitos en la mayoría de nuestras comarcas se ha convertido durante los dos últimos años en una cuestión de máxima importancia para las administraciones, unas más que otras. Las quejas de los vecinos de poblaciones del litoral, y también algunas del interior, hicieron que los alcaldes se movilizaran, aunque tanto en el verano del 2015 como el pasado no con la diligencia más oportuna. O sea, fue más cosa de voluntad que acierto porque se llegó tarde, con las larvas en plena efervescencia.

Los recursos que ha dispuesto la Diputación ante la gravedad de un asunto que incluso llego a hacer mella en los turistas que eligen como destino Castellón, ha dado un giro en el sentido positivo a la problemática. Máxime después de firmar un convenido con la Universitat de València para disponer de una herramienta útil en la lucha contra estos insectos en distintos términos municipales. De esta forma, se pone a disposición de los ayuntamientos donde se detectan brotes de mosquitos un servicio de prevención e informes técnicos elaborados por el laboratorio de entomología y control de plagas de la universidad. Además se ha desarrollado un calendario de salidas en el que personal específico analiza los puntos de riesgo para descubrir si existían plagas en fase larvaria y, de este modo, poner establecer las acciones necesarias a fin de combatir los temidos mosquitos.

Después ya han actuado los consistorios, pero aún así el efecto no ha sido del todo satisfactorio. Por eso, como ayer sucedió en el Prat, el Consell no debe tener excusas cuando los vuelos contra la plaga sean imprescindibles.

   
2 Comentarios
02

Por Cruda Realidad 11:49 - 12.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

En mi anterior comentario he cometido un lamentable error y no me queda más remedio que rectificar y pedir disculpas por mi precipitación. Actualmente si que existen productos biocidas autorizados para su aplicación por medios aéreos a base de “Bacillus”, las nuevas autorizaciones del año 2016 contemplan este tipo de aplicación siempre y cuando se cumplan unos requisitos de distancias de seguridad con viviendas, de aviso al público de la aplicación aérea (por ejemplo, mediante carteles de advertencia alrededor de la zona tratada antes, durante y 48 horas después del tratamiento, de una superfice a tratar superior a uno mínimos preestablecidos y no sea posible el tratamiento terrestre.

01

Por Cruda Realidad 9:30 - 12.07.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Convendría aclarar las competencias de las distintas administraciones en el asunto de los mosquitos. Los tratamientos antimosquitos NO son tratamientos fitosanitarios y por tanto la Generalitat no tiene que autorizar su realización mediante medios aéreos, salvo que se realicen en espacios naturales cuyo nivel de protección exija la autorización de la Consellería pertinente. Los tratamientos antimosquitos deben ser autorizados por los alcaldes baja su exclusiva responsabilidad y evidentemente realizados por empresas autorizadas y con procedimientos y productos biocidas legales. El único organismo español que puede emitir autorizaciones de uso y comercialización de biocidas es el Ministerio de Sanidad. En el registro español de biocidas, no hay registrado ningún producto a base de “Bacillus” que esté autorizado para su uso mediante medios aéreos, incluido el helicóptero. Para que el tratamiento con helicóptero pueda considerarse legal, se debe realizar a ras de agua y a muy baja velocidad, para que pueda ser asimilado a un tratamiento terrestre. No olvidemos que el “bacillus” puede contaminar el agua y los cultivos destinados al consumo humano o animal de manera persistente, nada saludable y significativamente nociva para la salud de personas y animales….… Esperemos que ninguno de los muchos turistas europeos que disfrutan de sus vacaciones en los alrededores del Prat, conozca el Reglamento Europeo de Uso y Comercialización de Biocidas, no sea que denuncien a los ayuntamientos de Cabanes y Torreblanca por uso indebido de productos biocidas y soliciten una sustanciosa indemnización por los daños sufridos en su salud……..