+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

La Generalitat catalana intenta ganar tiempo

 

Analizar desde un punto de vista jurídico y/o legal la declaración de independencia que rubricaron ayer en Barcelona una mayoría rala de diputados independentistas y la Generalitat catalana de Carles Puigdemont es un ejercicio estéril. La deriva unilateral del soberanismo ha tenido la grave consecuencia de que el Parlament se encuentra en un limbo, con una legalidad vulnerada y otra suspendida por el Tribunal Constitucional (las leyes para preparar y validar el referéndum). Puigdemont cometió el grave error de dar por buenos los resultados del 1-O (que careció de las mínimas garantías democráticas) y, con esta base ilegítima, asumió un mandato inexistente de los catalanes. El 1-O no es democrático y no representa a Cataluña como base para proclamar la independencia y dejarla en suspenso sin solución de continuidad, invocando al diálogo. Puigdemont buscó ayer tiempo, aunque fuera a costa de desairar a sus socios más radicales de la CUP. Queda por ver para qué quiere Puigdemont ese tiempo. Si se trata de un mero intento de dejar en evidencia al Gobierno o de convencer a la comunidad internacional de que se implique en una quimérica mediación externa, su movimiento táctico está condenado al fracaso. El diálogo al que se refirió Puigdemont solo puede ser interno y después del regreso de las instituciones catalanas al marco legal de la Constitución y del Estatut. Por eso, el tiempo añadido que trata de ganar Puigdemont debería tejer nuevas complicidades para volver a los cauces legales.

En este sentido, es vital que el Gobierno de Mariano Rajoy no se precipite ni en su análisis de lo sucedido ni en su reacción. La mesura de anoche, cuando no se anunció ninguna medida en caliente, es el camino a seguir. Para hoy, se ha convocado un consejo de ministros extraordinario que puede ser la antesala de la aplicación del artículo 155. Hay que sopesar bien que sus decisiones no sean más perjudiciales que el daño a reparar. Ayer, la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, afirmó que Puigdemont no puede ni debe extraer conclusiones políticas de leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional y de un referéndum ilegal según el ordenamiento jurídico. Es cierto, igual que lo es que con la suspensión anunciada nada irreversible ha sucedido aún. En este mínimo margen nos movemos, y donde todos deben asumir la responsabilidad que permita encontrar una salida a la crisis. El tiempo muerto debe aprovecharse.

   
3 Comentarios
03

Por jps 18:06 - 11.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Y tantas alusiones al pasado ., todos los que no aceptemos por ejemplo autodeterminación dentro de un Estado como el nuestro que ni es colonia como exigiría la ONU ,.ni tan siquiera territorio anexionado , todos somos facha franquistas, . Y lo más gracioso , si puede esto tener gracia, que no la tiene, es que un recién llegado pensaría que se quieren separar porquporque la Policía los maltrato el 1.0 , o por el discurso del Rey.

02

Por jps 17:52 - 11.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pufff!!! Este tema empieza a cansar. El Govern ha sido rehén de unos incendiarios de la CUP. Hemos llegado demasiado lejos. Pufff mis oídos no residen más tanta alusiones históricas nacionalistas del pasado lejano , que si Felipe IV que si Francisco Franco Bahamonde. ... dicen ser del siglo XXI pero viven en la historia , la que les interesa . Vivimos en un país equiparable a cualquier de nuestro entorno occidental . No se a donde nos quieren llevar a Kosovo ?

01

Por vicentboschipaus 15:21 - 11.10.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Anna Gabriel, ahir, va estar superior. La més coherent de tota la "bona gent" del Parlament.