+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El turno

No hay camino

 

No hay camino -

Juan Fuster Juan Fuster
11/07/2018

Recurro al poeta porque sus versos son la metáfora de la falta de proyecto y futuro que el PSPV decidió sembrar en Burriana hace tres años. Machado recuerda al caminante que se hace camino al andar, avanzar para progresar, para obtener las oportunidades que nos depara el futuro, el que se ha de buscar con esfuerzo y compromiso. En Burriana el camino dejó de existir el 13 de junio del 2015. Nunca hubo un guion para avanzar, un proyecto para desarrollar las opciones que nuestros vecinos merecían. Solo hubo el interés de tres partidos en repartir un pastel que transformado en despachos ocupan desde hace más de tres años.

Este mes de junio se evidenciaba en pleno la incapacidad de un PSPV asociado con Compromís y Podemos para garantizarse el despacho. El máximo responsable de Turismo acusaba a los técnicos de bloquear un proyecto, el de autocaravanas, en el que se ha demostrado el nivel de quienes gobiernan nuestra ciudad.

El área de autocaravanas es el enésimo fracaso del PSPV. Un partido más ocupado en contentar a sus socios para retener el despacho que en garantizar el crecimiento de Burriana. Porque el abandono de la modificación del PGOU, el ninguneo ejercido sobre los vecinos de la Serratella a propósito del Plan Especial de la Marjal, el desatino de un aparcamiento en la Terraza Payá a espaldas de los ciudadanos o la pérdida de 16.600 m2 en el Arenal han demostrado que Burriana importa bien poco.

Si no hay camino, no hay avance. Y este es el verdugo que ahorca a Burriana. Un PSPV comprometido con sus socios que ignora a los vecinos. Ciudadanos a los que solo persigue para cobrar la tasa de basuras. Incrementando una presión fiscal que niegan públicamente pero que los comerciantes pagan puntualmente. Esa es la triste realidad.

*Portavoz del PP en Burriana