+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tribuna

Volver a volver

 

Merche Galí Merche Galí
12/01/2018

Enero es tiempo de nuevos propósitos y el Ayuntamiento de Almassora no escapa a esa tendencia que nos invade a todos con el comienzo del nuevo año. Yo también recupero este mes la actividad profesional con normalidad después de un forzado parón que no ha tenido consecuencias en la gestión municipal. Tras el descanso, los retos comienzan por aumentar la atención a los barrios, a veces menos escuchados de lo que nos gustaría. Es por ello que si la iniciativa Dia del Veí ha dado tan buenos resultados y me ha permitido conocer de cerca las inquietudes y los problemas de tantos ciudadanos, por qué no abrirla y ser el equipo de gobierno quien se traslade a los barrios. Esa es una de las múltiples propuestas que iremos avanzando a medida que lo haga el curso. En primer lugar, estableceremos un calendario y visitaremos cada distrito para que esas reuniones que hasta ahora manteníamos en el despacho de alcaldía se trasladen a cada punto de interés.

Estoy convencida de que no serán pocas las aceras por reparar, el asfaltado que requerirá alguna intervención, la señalización pendiente de renovar... el mantenimiento de una ciudad no es cosa de un día ni puede desatenderse porque los efectos perduran en el tiempo. Una muestra de ello es que el recorte en los servicios públicos que impuso el Partido Popular en su última legislatura para poder pagar la sentencia urbanística de la avenida Generalitat se percibe todavía en las calles.

A ellas volvemos para llegar a más gente y mejor. Es decir, ampliar la comunicación con el vecindario y que éste no tenga que rellenar mil formularios para que sean atendidas sus peticiones. Eso también es transparencia y, sobre todo, eficacia. Acercar la administración es un reto de primer nivel que vamos alcanzando, entre otros, con la aplicación que permite a la ciudadanía enviar sus solicitudes desde el móvil o con ese Dia del Veí que ahora llevaremos desde la playa hasta Santa Quitèria y al resto de distritos que forman Almassora. Afortunadamente, el tiempo en que los despachos estaban blindados a las propuestas de los vecinos ya terminó. La nueva prueba es que iremos a su barrio a escucharles.

*Alcaldesa de Almassora