Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede

PEDERASTÍA EN LA IGLESIA

Archivadas las diligencias contra el sacerdote guipuzcoano por abusos a menores

La fiscalía considera que los presuntos delitos habrían prescrito, aunque no descarta retomar la investigación si surgen nuevos datos

AITOR UBARRETXENA
15/02/2017

 

La Fiscalía Provincial de Gipuzkoa ha decidido archivar las diligencias de investigación que abrió el mes pasado por lospresuntos abusos sexuales a tres menores cometidos por el exvicario general de Guipúzcoa Juan Kruz Mendizabal. El Ministerio Público estima que los hechos están prescritos", aunque no descarta retomar la investigación si surgieran nuevos datos.

Pese a comprobar la veracidad de las acusaciones contra el sacerdote, la fiscalía ha optado por archivar las diligencias, por lo que la única sanción que ha recibido el sacerdote han sido las penas expiatorias y las medidas administrativas y disciplinarias que se le impusieron en el procedimiento eclesiástico. Actualmente reside en un monasterio del que sólo puede salir con permiso del obispo, y no puede contactar con menores si no es en presencia de otro adulto.

CUARTA VÍCTIMA
En las últimas semanas se ha dado a conocer una cuarta víctima de Mendizabal, que ha narrado la existencia de abusos sexuales en uncampamento cuando tenía 14 años. La prescripción de estos delitos es motivo de polémica, ya que como ha quedado comprobado en el ‘caso Maristas', destapado por este diario, la inmensa mayoría de las denuncias presentadas por exalumnos contra docentes han tenido que archivarse por la prescripción de los delitos cometidos por los enseñantes en las décadas de 1970, 1980, 1990 y 2000.

Por esta razón, el pasado mes de noviembre ERC presentó en la Comisión de Infancia del Congreso de los Diputados unaproposición no de ley para retrasar la prescripción de los delitos de abusos sexuales cometidos contra menores. Actualmente, losabusos sexuales (tocamientos o masturbación) a menores de edadprescriben al cumplirse entre 5 y 10 años desde la mayoría de edad de la víctima y dependiendo de la fecha de los hechos. Además de alargar considerablemente el plazo de tiempo en el que las víctimas pueden presentar cargos, la proposición de Esquerra también contempla la creación de una partida presupuestaria para atender a las personas que han sufrido este tipo de violencia.

INVESTIGACION DE OFICIO
El Ministerio Público inició una investigación de oficio sobre este asunto en enero, tras tener conocimiento de que Mendizabal había sido condenado en un procedimiento eclesial por "tocamientos deshonestos" realizados a dos menores en los años 2001 y 2005. La fiscalía guipuzcoana no tuvo ninguna información al respecto hasta que el Obispado de San Sebastián reveló, un día antes, que un tribunal eclesiástico había condenado a Mendizabal meses atrás y que había sido trasladado a un lugar fuera del País Vasco.

Las denuncias por estos casos llegaron al obispo de San Sebastián,José Ignacio Munilla, en marzo del 2016, cuando Mendizabal, conocido como "Kakux", desempeñaba el cargo de vicario general. Las víctimas decidieron sacar a la luz los hechos ante el riesgo, luego confirmado, de que pudiera haber más casos ocultos. La decisión de la Iglesia guipuzcoana de no acudir a la Justicia nada más conocer los hechos ha sido también motivo de polémica, hasta el punto de que el presidente de la Audiencia de Guipuzcoa, Iñaki Subijana, afirmó que la ley “es igual para todos”, y que "ante una situación de posible conocimiento de hechos aparentemente delictivos que afecten a menores" existe "un deber de comunicación pública al Estado". Como única excepción “y que habría que analizar muy detalladamente”, aludió al secreto confesional.

NUEVOS CASOS
Días después de que se desvelaran los dos primeros casos, un hombre de 36 años acudió al Obispado de Guipúzcoa para denunciar unos hechos similares y relató los tocamientos a los que presuntamente le sometió Mendizabal en 1994, cuando él tenía 13 años, durante un campamento. Esta persona, que prefiere guardar el anonimato, explicó que cuando se encontraba en el saco de dormir, Mendizabal comenzó a tocarle el pene y los testículos. "Sentí a alguien respirando dentro de la tienda, mientras con la otra mano se masturbaba".

El cuarto caso de abusos por parte del exvicario ha sido desvelado esta misma semana. Un hombre ha denunciado a través de la televisión pública vasca que fue víctima del religioso cuando tenía 14 años, durante unas colonias de verano. Actualmente está realizando terapia para intentar superar lo sucedido, y en este marco terapéutico ha mantenido un cara a cara con Juan Cruz Mendizabal. En el reportaje televisivo, explica que le dijo que le había hecho “mucho daño cuando era niño” y apunta que decidió acudir a terapia cuando se dio cuenta de que estaba afectando a su vida y a sus "relaciones sexuales”. Aunque las anteriores víctimas del exvicario general de Guipúzcoa decidieron denunciar los hechos tanto en la Iglesia como ante la Justicia ordinaria, este cuarto afectado ha preferido no hacerlo, porque considera que no le va a llevar a nada.

 

REACCION DE LA IGLESIA

La actitud de la Iglesia guipuzcoana ha sido la de admitir los hechos una vez las víctimas decidieron hacer públicos sus casos. Desde entonces, el obispo José Ignacio Munilla ha comparecido varias veces para pedir perdón por "la gravedad de este tipo de abusos a menores”, agravados por el hecho de que además se realizaron “aprovechándose de la confianza que se le otorga a un sacerdote”. El obispado sigue animando a todos los afectados a que denuncienlos hechos ante la Iglesia y la Justicia ordinaria. 

Última hora