+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACTO EN CÓRDOBA

El Gobierno ampliará los delitos penados con prisión permanente revisable

Rajoy advierte de que "lo que es permanente es el dolor de un padre o una madre de un menor asesinado". Asegura que la cárcel perpetua es respaldada por el 80% de los españoles "con independencia de su ideología"

 

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, en Córdoba. - EFE / RAFA ALCAIDE

JULIA CAMACHO
04/02/2018

El PP ampliará los delitos castigados con la prisión permanente revisable amparados en el respaldo jurídico y el aval, dice, del 80 por ciento de la sociedad. No oculta que detrás está la presión de las familias de las víctimas, que han entregado ya dos millones de firmas recogidas a raíz de la aparición del cuerpo de Diana Quer tras más de un año desaparecida y a cuya campaña llamó Mariano Rajoy a sumarse a sus militantes. "Su objetivo es el de todos", dijo, subrayando que a diferencia de esta condena, "el dolor de un padre o una madre de un menor asesinado sí es permanente, y por desgracia no es revisable".

La intención de los conservadores, que han encontrado en este tema una vía para desmarcarse de Cs en la batalla por los votos de la derecha, es extender la prisión permanente a casos que provocan un sufrimiento añadido a los familiares de la víctima. El ministro de Justicia Rafael Catalá adelantó que se aprobará como proyecto de ley en el próximo Consejo de Ministros, y detalló los nuevos supuestos que se incluirán. Todos vinculados a casos muy recientes que conmovieron a la sociedad: para asesinos que intenten ocultar el cadáver o no colaboren en su hallazgo, como le ocurrió a Marta del Castillo, o cuando perpetren un secuestro que acabe en asesinato, como con Diana Quer; para los pirómanos que provoquen incendios a sabiendas de que se pone en peligro la vida de personas, como sucedió en Galicia el pasado año, y para aquellos que empleen determinados elementos químicos o nucleares.

Las familias de Diana Quer, Marta del Castillo o Mariluz Cortés aplaudieron la puesta en marcha de la prisión permanente revisable, que el PP sacó adelante en solitario en 2015, y se indignaron cuando el PNV impulsó el pasado otoño una propuesta para derogarla con el apoyo de todas las fuerzas salvo PP y Ciudadanos, que se abstuvo. "A los que hablan de legislar desde la venganza les digo que no, que no es venganza, es justicia", bramó en Córdoba en la convención sectorial del PP Mar Bermúdez, madre de Sandra Palo, que calificó esta pena de "conquista social".

Rajoy recogió ese testigo y reclamó que la "sociedad demandaba una respuesta adecuada tras años de terrorismo o crímenes contra las víctimas más inocentes que generan alarma social". Insistió en que es una "pena proporcional a la gravedad de los crímenes que castiga"  y que surge por coherencia y ante la necesidad de "proteger a la sociedad de delincuentes excepcionalmente peligrosos" mientras no esté acreditado" que no volverán a delinquir.