FÓRUM 2004

La precariedad laboral de la mujer, a debate

  •  Intermón Oxfam y Setem tratan la producción de ropa en el Tercer Mundo


  • EFE EFE 19/06/2004

    El ¿Qué se esconde detrás de tu ropa?, organizado por las ONG Intermón Oxfam y Setem en el marco del Fórum 2004, será un espacio de denuncia, debate y propuestas sobre la producción de la ropa en países del Tercer Mundo en el que se prestará atención especial a la precariedad laboral de las mujeres en países como Guatemala y Marruecos.

    Las mujeres trabajadoras, que representan entre un 60 y un 90% de la fuerza laboral en las cadenas de producción de los países en desarrollo, se llevan la peor parte, ya que cobran sueldos insuficientes, se ven obligadas a trabajar horas extras obligatoriamente y sin remuneración y malas condiciones higiénicas y sanitarias.

    El diálogo, que tendrá lugar el domingo, fue presentado ayer en un acto en el que participaron el director de Intermón Oxfam, Ignasi Carreras, el director de Setem, Antoni Codina, el representante de la Asociación de mujeres obreras del textil Attawassoul de Marruecos, Boubker-El Khamlichi, y la representante del Sindicato de Trabajadores de Cimatextiles (SITRACIMA) de Guatemala, Gloria R. Córdova.

    Esta última participante en la comparecencia ante los medios de comunicación ha explicado su caso como trabajadora de una maquila de Guatemala, como sindicalista de SITRACIMA y como madre soltera con hijos.

    Córdova, que se levanta a las cuatro de la madrugada para preparar la comida y limpiar la casa antes de ir a trabajar, ha denunciado el "acoso continuo" que existe en la cadena de producción textil en la que trabaja para que se fabriquen de 2.800 y 3.000 piezas de ropa al día.

    "No nos miran como personas, nos miran como una máquina más", afirma la sindicalista, quien ha concretado que "no nos dejan ir al baño, no nos dejan beber agua".

    "Esa ropa que van llevando es a base del sufrimiento, del cansancio de una trabajadora que ya no puede más", ha remarcado Córdova tras explicar que hace unos días, en un escaparate de Valencia en el que se exponía ropa de la marca para la que trabaja, comprobó que con la venta de dos prendas "nos pueden pagar el salario" de un mes.

    Envio de noticia

    Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

    Las noticias más...