+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONFLICTO EN EL TRANSPORTE

Una protesta de taxistas colapsa el centro de Palma

Los conductores marchan contra el plan del Gobierno balear de impulsar más líneas de autobuses desde el aeropuerto

 

Protesta de taxistas en Palma de Mallorca por la puesta en marcha de líneas regulares de autobuses para enlazar el aeropuerto con las principales zonas turísticas. - CATI CLADERA

XISCO UMBERT
15/02/2017

Los taxistas de Mallorca anuncian un inicio de temporada caliente. Amenazan con una huelga para Semana Santa, momento delicado, ya que empieza a incrementarse notablemente el número de turistas. “Si el lunes no alcanzamos un acuerdo in extremis con el Govern, vamos a la huelga”, asegura contundente el presidente de la patronal del taxi, Biel Moragues. “Nos van a llevar a la ruina, están jugando con el pan de 3000 familias”, ha afirmado este miércoles uno de los mil taxistas que han colapsado las calles de Palma para protestar contra la apuesta del Ejecutivo Balear de implantar líneas de autobuses desde el Aeropuerto a las principales zonas turísticas.


El proyecto pretende conectar con autobuses los núcleos de más de 15.000 habitantes. Los taxistas se quejan de que los servicios de estas nuevas líneas absorberán el grueso de la caja que hacen los meses de verano. “Aquí vienen turistas de calidad que quieren que les lleven al hotel y no les dejen en cualquier parada. Parece que nuestros gobernantes están pensando en que sólo recibimos mochileros”, gritaba un taxista indignado.

LOS MEJORES MESES
“Algunos vivimos sólo de lo que facturamos esos meses fuertes, si en invierno sobramos los taxistas que somos, ahora en verano pasará igual”, lamentaba otro de los taxistas. Califican la primera manifestación de “éxito rotundo” porque “ningún taxista se ha quedado en casa”.

Ante la unanimidad en el sector, la presidenta balear, Francina Armengol, no se mueve un ápice de su planteamiento inicial y está convencida que no tiene por qué perjudicarles: “Este proyecto responde a un plan integral de remodelación del transporte público y es a 15 años vista.

"Debemos evolucionar como lo han hecho otras comunidades”, ha sentenciadoó. Además, añade, “la previsión es que haya uncrecimiento turístico que deje pastel para todos. Hasta el momento la falta de un servicio de bus alternativo al taxi en el aeropuerto era una enorme deficiencia”.