+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

‘OPERACIÓN RIADAS’ DE LA GUARDIA CIVIL

7 detenidos por traficar con armas producidas en un zulo de Castellón

La banda compraba ‘on line’ pistolas detonadoras y las convertía en reales para el mercado negro. Los arrestos de la red criminal, de origen español, tienen lugar en Almassora, la Vall d’Uixó y Sagunto

 

Imágenes de la operación policial para localizar las armas y el zulo. - GUARDIA CIVIL

Imágenes de la operación policial para localizar las armas y el zulo. - GUARDIA CIVIL

N. B. B.
02/12/2017

Operación de calado en la provincia contra la producción y el tráfico ilegal de armas. Siete integrantes españoles de una organización criminal han sido detenidos en la Vall, Almassora y Sagunto por comprar armas de detonación --no disparan-- por internet y transformarlas posteriormente en pistolas de fuego real. La Guardia Civil practicó, en marco de la llamada operación Riadas, un registro en Castellón, hallando un zulo en el que los miembros de la banda se ocultaban para manipular las armas.

Según confirma la Guardia Civil, el objetivo de los ahora arrestados no era otro que el de vender el armamento en el mercado negro, presumiblemente, a otros delincuentes, ya que las armas no tenían número de serie.

COMPRAS // Los integrantes de la red están acusados de pertenencia a organización criminal, fabricación y tenencia ilícita de armas y usurpación de estado civil. La operación se inició a finales del pasado 2016 tras detectar una serie de compras (principalmente on line) de armas cortas detonadoras en establecimientos de diferentes provincias, tales como Madrid, Lleida, Girona, Barcelona y València. La organización estaba perfectamente estructurada y jerarquizada. Parte de los detenidos, tras comprar las pistolas inutilizadas, las hacían llegar al taller clandestino de Castellón, donde las rehabilitaban y transformaban en armas capaces de hacer fuego real, modificando el cañón, entre otras cosas.

Para realizar las compras, el único requisito necesario era presentar el DNI del comprador, quien utilizaba identidades suplantadas de diversas personas, según informaron ayer desde la comandancia de la Guardia Civil de Castellón. Los agentes encontraron en el zulo toda la maquinaria y las herramientas necesarias para la manipulación de las armas. Además, en uno de los vehículos utilizados encontraron tres pistolas ocultas.