+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACUSADO DE HOMICICIO IMPRUDENTE

El detenido por el choque de Alcalà circuló 1.500 kilómetros sin dormir

Con la furgoneta de reparto hizo el viaje de ida y vuelta desde Barcelona a Jaén. El juez de Vinaròs lo deja en libertad y le retira el carnet a la espera de juicio

 

Estado en el que quedó el coche de la víctima mortal, Vicente Gascó, tras el choque frontal contra la furgoneta. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
09/06/2017

En libertad con cargos. El juez del juzgado de Instrucción número 4 de Vinaròs ha dejado libre al conductor de la furgoneta de reparto, Eduardo S.A., de 36 años, que el martes por la mañana provocaba con la invasión del carril contrario el accidente de tráfico en la N-340, a su paso por Alcalà de Xivert, que se cobraba la vida del vecino de Benicarló y natural de Càlig, Vicente Gascó, en una brutal colisión frontal. Eduardo S.A., como pudo saber Mediterráneo, llevaba 24 horas sin dormir y realizaba con su furgoneta de reparto el trayecto de ida y vuelta de Barcelona a Jaén con una parada de tan solo 40 minutos.

El juez, informaron fuentes fidedignas, al no apreciar riesgo aparente de fuga, le ha impuesto una serie de medidas cautelares hasta la celebración del juicio, como es la retirada inmediata del carnet de conducir, así como la obligación de presentarse en los juzgados periódicamente.

DROGA ESTIMULANTE

La causa está abierta por los delitos de homicidio por imprudencia grave y conducción bajo los efectos de las drogas, ya que según detectó la Guardia Civil en el test que le practicaron tras el accidente y en el análisis que le realizaron posteriormente en el Hospital Comarcal de Vinaròs había consumido elevadas cantidades de un estupefaciente estimulante considerado como droga ilegal. La Benemérita le ofreció, incluso, la posibilidad de realizarle un contranálisis, pero la rechazó.

El hombre, vecino de Barcelona, pese al fuerte choque frontal contra el pequeño utilitario que conducía la víctima, solo sufrió policontusiones y recibió el alta hospitalaria 48 horas después. Entonces fue detenido por la Guardia Civil de Tráfico de Benicarló y trasladado hasta el juzgado de guardia de Vinaròs, donde fue asistido por una abogada particular de Barcelona.

El accidente con tres vehículos implicados ocurrió en un punto kilométrico, el 1028, de la nacional 340, donde ya ha habido más muertes. Desde la jefatura Superior de Tráfico aseguraron que se trata de un tramo peligroso, pero donde la carretera está en muy buen estado, con señales nuevas, paneles con luces led, líneas recién pintadas y algunas con dispositivos que alertan del peligro. No obstante, es un punto donde confluyen curvas y cambios de rasante. El brutal choque ocurrió a las 7.50 horas, al parecer, según las primeras investigaciones de la Guardia Civil de Tráfico, por la invasión del carril contrario por parte del conductor de la furgoneta. El vecino de Benicarló, Vicente Gascó, moría en el acto, mientras que el repartidor y otro usuario de la vía, sufrían policontusiones tras el impacto.

Eduardo S.A. iba con prisa, hacía un trayecto muy largo y había conducido 1.500 kilómetros sin dormir ni descansar.

Temas relacionados
 
   
1 Comentario
01

Por Cruda Realidad 14:33 - 09.06.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No niego que el tramo de la N-340 donde ocurrió el accidente tenga el pavimento y la señalización en correcto estado de mantenimiento. Pero no es menos cierto que circulando sentido Barcelona, la fatídica curva del km 1028 está precedida de una recta de unos 3,3 km de longitud. Por lo menos desde el año 1964, las normas de trazado de carreteras del ministerio de fomento (antes obras públicas) limitan la longitud de las rectas, para evitar problemas relacionados con el cansancio, deslumbramientos, excesos de velocidad,etc,. Hasta el año 1999 la longitud máxima permitida en una recta era de 2 km y desde el año 1999 hasta hoy, la longitud máxima permitida para una recta en una carretera de las características de la N-340 es de 1,7 km. En cuanto a la señalización, convendría darle un “vistazo” a la longitud del tramo de preaviso (aviso obligatorio) de prohibición de adelantamiento, da la impresión de que es bastante más corto de lo que le correspondería según la norma de marcas viales del Catálogo Oficial de Señales de Circulación. El problema no son las curvas, es la enorme recta de más de 3 km de longitud.