+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

un acto de gran arraigo en el barrio

La falta de luz obliga a suspender la cabalgata en el Perpetuo Socorro

Vecinos denuncian la inseguridad en las calles, pues la oscuridad es «total». Los técnicos llevan 2 días trabajando tras el incendio provocado de un cuadro eléctrico

 

La cabalgata del Perpetuo Socorro tuvo que suspenderse, aunque hubo reparto de regalos en el centro social. - NACHO MATA

X. PRERA xpreramenero@epmediterraneo.com CASTELLÓN
06/01/2018

La falta de iluminación pública, derivada del incendio de un cuadro eléctrico en la madrugada del jueves, obligó ayer a suspender la tradicional cabalgata de Reyes que cada año recorre las calles del grupo Perpetuo Socorro de Castellón. Los vecinos de este barrio llevan ya tres noches a oscuras tras este suceso, que todas las fuentes consultadas afirman que fue provocado por un grupo de ciudadanos que prendieron fuego a la infraestructura después de que la Policía Local actuara para evitar que pincharan la luz para utilizarla en sus viviendas.

Fuentes de la asociación vecinal explicaron a Mediterráneo que se trata de un acto con gran arraigo en el grupo, que está alejado del centro de Castellón, lo que dificulta que muchos niños puedan acudir a recibir a los Reyes. No obstante, los magos de Oriente no se dieron por vencidos y realizaron un reparto de regalos en la sede social de la entidad.

La segunda noche a oscuras se desarrolló sin incidentes, aunque las fuentes consultadas por este diario relatan que la oscuridad es «total» y que mucha gente no sale sola a la calle cuando cae el sol. «En mi caso, tuve que ir a recoger a mi mujer para venir juntos a casa desde el aparcamiento», relató uno de los ciudadanos. Y es que, añadió, «sobre todo cuando se hace tarde y las luces de las casas se empiezan a apagar no se ve absolutamente nada, es como estar en una habitación a oscuras».

El incendio del cuadro eléctrico tuvo lugar en la madrugada del lunes, aunque desde el barrio aseguran que los apagones son comunes. Y es que, afirman, las personas que pinchan la luz pública para sus domicilios también tenían, hasta ahora, acceso a los cuadros de mando, de forma que cuando la policía se la cortaba quitaban la luz al barrio «a modo de venganza».