+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

vinaròs 3 queda libre con cargos tras su arresto

La madre del bebé muerto en la AP-7 conducía ebria y sin carné

La susodicha triplicó la tasa máxima de alcohol en sangre y llevaba al niño en el asiento delantero. La Guardia Civil detiene a la mujer de 36 años y vecina de Ulldecona por homicidio imprudente

 

CASTELLÓN
26/11/2016

Triplicaba la tasa máxima permitida de alcohol en sangre y carecía de carné. La madre del bebé de cuatro meses muerto en un accidente de tráfico en la AP-7 en Vinaròs el pasado 30 de octubre ha sido detenida por la Guardia Civil como presunta autora de un delito de homicidio por imprudencia grave. La mujer, M.J.B.V., vecina de Ulldecona y de 36 años, resultó herida grave en el siniestro, quedó atrapada en el interior del automóvil y tuvo que ser excarcelada por los bomberos.

El accidente mortal tuvo lugar de madrugada, en el kilómetro 350,100 de la autopista, muy cerca del peaje de la capital del Baix Maestrat. El vehículo que conducía la madre del menor, en sentido Barcelona, colisionó brutalmente contra la bionda y el bebé, R.E.B., murió trágicamente.

Según ha podido saber Mediterráneo, además de circular bajo los efectos de las bebidas alcohólicas y de no tener permiso de circulación, la mujer llevaba al menor en el asiento delantero del coche, un hecho que no está permitido, según confirmaron desde el instituto armado.

El impacto del vehículo fue tan fuerte que las partes delantera y lateral quedaron destrozadas y el guardarraíl se introdujo por la ventanilla del conductor.

Dos dotaciones del parque del Baix Maestrat del Consorcio Provincial se trasladaron al punto kilométrico del accidente para auxiliar a la chica y su hijo.

RESCATE / El bebé fue el primero en ser rescatado del interior, pero, por desgracia, los efectivos sanitarios desplazados al lugar no pudieron hacer nada por su vida. La madre fue excarcelada con posterioridad del interior del coche, al que tuvieron que arrancar las puertas. Tras reconocerla los efectivos del SAMU, fue trasladada al Hospital Comarcal de Vinaròs.

La muerte del pequeño conmocionó a la provincia por tratarse de la víctima más joven de los últimos años en Castellón. El subsector de Tráfico de la Guardia Civil inició de inmediato una exhaustiva investigación para determinar las causas del accidente.

Los agentes de la Benemérita arrestaron a la mujer, que quedó en libertad con cargos y se enfrenta a un homicidio imprudente, castigado con penas de uno a cuatro años de cárcel.