+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SUCESOS

Una niña señala a su abuelo como autor de abusos y un vídeo sexual

El acusado, de unos 65 años, afirma no saber quién grabó esas escenas ‘porno’. La menor aparece en unas imágenes a los 7 años, mostrando sus partes íntimas

 

El procesado respondió ayer, frente al tribunal de la Sección Primera. - GABRIEL BOIA

NÚRIA B. BIGNÉ
11/10/2017

Una menor, víctima de abusos sexuales y protagonista de un vídeo pornográfico casero, inculpó ayer a su abuelo paterno, E.F.B.A., en el juicio que se celebró contra él en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.

El hombre, que estuvo siete meses en prisión preventiva tras su arresto, se encuentra ahora en libertad y declaró en silla de ruedas. La niña, que ahora tiene 14 años, aparece en unas imágenes de alto contenido erótico cuando tenía siete años, mostrando sus partes íntimas y haciendo posturas sexuales que un hombre le solicitaba. En el vídeo, que fue hallado en el domicilio familiar de Benicarló, puede escucharse la voz de un hombre y aparece, además, una mano que realiza tocamientos a la pequeña.

Sin embargo, el rostro del abusador no se muestra en cámara en ningún momento.

Aunque la menor dijo durante la instrucción del caso que se llevaba bien con su abuelo y no lo señaló como autor de las imágenes, sí lo hizo ayer en la sala.

El procesado, por su parte, lo negó todo y dijo no saber quién podía haber grabado esas imágenes a la niña. Cabe recordar que la denuncia la interpuso la abuela de la pequeña, tras haberse separado de E.F.B.A., al encontrar en el domicilio familiar un minicedé con el vídeo sexual.

Los hechos sucedieron entre los veranos del 2010 y el 2011, según la Fiscalía, que pide para el abuelo siete años de cárcel por un delito de corrupción de menores y otros tres por el de abusos. Además, solicita otros doce años de libertad vigilada, una vez cumplida la pena de prisión, y una orden de alejamiento para que E.F.B.A. no pueda acercarse a menos de 200 metros de su nieta durante otros cinco años. Por lo que se refiere a la responsabilidad civil, el Ministerio Público pide que la pequeña reciba, a través de sus representantes, 8.000 euros por daños morales.