+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL ACCIDENTE OCURRIÓ EN SANTA MAGDALENA

Prisión para el conductor drogado que mató a un motorista en la 340

El vecino de Vinaròs de 40 años es trasladado hasta el centro penitenciario. El detenido da positivo en consumo de cocaína tras ser sometido a la prueba

 

Lugar donde ocurrió el brutal choque frontal donde perdía la vida el lunes un joven motorista de 21 años. - MEDITERRÁNEO

YOLANDA TENA SOLA-VERA
13/09/2017

Directo a la cárcel. El juez del juzgado de Instrucción número 5 de Vinaròs, en funciones de guardia, decretó ayer a mediodía prisión, condicional y sin fianza para el conductor, que responde a las iniciales R.P., de 40 años, de origen rumano y vecino de Vinaròs, que fue detenido el lunes por la Guardia Civil de Tráfico tras provocar un brutal accidente en la carretera N-340, a su paso por Santa Magdalena de Pulpis, en el que murió trágicamente un joven motorista, Sergi Curcoy, de 21 años y natural de Andorra.

El hombre se encuentra inmerso en una causa abierta por los delitos de homicidio por imprudencia grave con resultado de muerte en concurso ideal con un delito de conducción bajo la influencia de las drogas, como ya avanzó en exclusiva Mediterráneo en su edición de ayer.

Se da la circunstancia de que el conductor fue sometido tras el accidente, por el Equipo de Atestados la Guardia Civil de Tráfico, a las pruebas de determinación alcohólica y de drogas tóxicas, estupefacientes y psicotrópicos, arrojando un resultado positivo en cocaína. Por este motivo, fue inmediatamente detenido y trasladado hasta los calabozos de la Guardia Civil, hasta que ayer por la mañana fue conducido al juzgado, donde declaró. El magistrado, ante la gravedad de los hechos, decidió enviarlo a la cárcel de Castellón I, en la carretera de l’Alcora, de manera provisional mientras se instruye el caso, ya que apreció riesgo de fuga.

DE VUELTA A CASA

El accidente se produjo sobre las tres de la tarde en el kilómetro 1.037 de la nacional 340. El conductor ahora encarcelado, que iba en un Audi A6, realizó un adelantamiento indebido. El joven motorista, que circulaba correctamente por su carril, se encontró de lleno con el coche y no pudo esquivarlo. El choque frontal fue tan brutal que el chico moría en el acto cuando regresaba hacia su casa, en Andorra, después de pasar unos días con unos familiares que tiene en Valencia, según indicaron a este diario sus amigos.

La Guardia Civil de Tráfico acudió hasta el lugar en pocos minutos. El cuerpo sin vida del motorista yacía en la calzada. Los servicios sanitarios nada pudieron hacer, salvo certificar su muerte.

Los especialistas de la Benemérita sometieron al conductor del Audi A6 a la prueba de drogas y en el primer análisis salió que había consumido cocaína. Un resultado que ahora será sometido a un contraste en los laboratorios de la Guardia Civil en A Coruña.

CUATRO AÑOS DE CÁRCEL

Además del ingreso inmediato en la cárcel, el juez ha considerado oportuno el decomiso del vehículo del accidente así como la intervención del carnet de conducir, que una vez sea juzgado podría serle retirado durante seis años. El vecino de Vinaròs podría enfrentarse a hasta cuatro años de cárcel, atendiendo al Código Penal.

Temas relacionados