LO HACEN EN LOS CASI 50 CLUBS DE CASTELLÓN, LA CARRETERA Y CASAS DE CITAS

1.500 mujeres venden su cuerpo en la provincia

Más de la mitad ya son extranjeras y en los locales alcanzan el 95%.

M. M. M. M. 18/04/2006

Cerca de un millar y medio de mujeres ejercen la prostitución en la provincia de Castellón. De ellas, más de la mitad son originarias de los países del Este, principalmente rumanas, según confirmaron a este periódico fuentes policiales y de la ONG castellonense Causas Unidas, que, entre otros fines, se dedica a ayudar a las prostitutas.

La mayoría de las chicas ofrecen sus servicios sexuales en los cerca del medio centenar de clubs de alterne que existen hoy por hoy en la provincia de Castellón, cuyas trabajadoras extranjeras han desbancado a las españolas, hasta el punto de que constituyen el 95% aproximadamente de las mujeres que trabajan en esos locales.

NACIONALIDADES Respecto a las nacionalidades, en los clubs predominan las originarias del Este, las suramericanas y las procedentes del norte de África.

Pero existen otros lugares donde se ejerce la prostitución: la calle y las casas de citas. Respecto a la prostitución de carretera, la zona del Camin s en Castellón --aunque se va extendiendo a otros municipios, como Almassora y Nules-- es prácticamente la única de la capital de La Plana donde existe prostitución femenina y, como en los clubs, apenas es desempeñada por españolas. Las ciudadanas rumanas y las nigerianas copan la zona, vigiladas por sus respectivos proxenetas, que suelen ser sus propios compatriotas, según explicaron las mismas fuentes.

También existen las casas de citas, que empiezan a ser ocupadas por inmigrantes que venden su cuerpo a cambio de dinero pero que, durante los últimos años, han contado con mayoría de prostitutas nacionales, desplazadas por las inmigrantes de la calle y los clubs, prácticamente controlados por las mafias del Este, que los abastecen de sus propias chicas.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

Las noticias más...