+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL VOLUMEN DE NEGOCIO DEL COMERCIO SIGUE A LA BAJA

Cada familia gasta en compras 3.000 euros menos que hace cuatro años

La necesidad de ahorrar provoca un triunfo de los ‘outlets’, del consumo dentro del hogar y del bricolaje. La crisis reduce un 11% el presupuesto anual que cada castellonense destina a alimentos, vestidos o mobiliario

 

Un grupo de clientes hace la compra en un supermercado. - MEDITERRÁNEO

ELENA AGUILAR
11/04/2012

El bolsillo del consumidor no está para muchas alegrías y eso se nota, y no poco, en los comercios de Castellón. Los empresarios del sector llevan tiempo quejándose de que su volumen de negocio no ha hecho más que menguar y ahora quien le pone cifras a esa realidad es la Oficina Pateco de la Comunitat Valenciana, que viene a concluir que después de cuatro años conviviendo con la crisis, el consumidor ya se ha acostumbrado gastar menos. Y ese menos son casi 3.200 euros al año por familia, que es la media que cada hogar de Castellón ha dejado de gastar en los comercios de la provincia desde que empezó a hablarse de recesión económica.

De acuerdo con los datos del informe anual de la distribución comercial minorista en la Comunitat, en el 2011 cada familia de Castellón invirtió una media de 27.641 euros en la compra de bienes y servicios. En el 2007, esa cantidad fue de 30.872 euros, es decir, algo más de un 11% menos. Si se analizan los datos por persona, la conclusión es idéntica. Cada castellonense gastó en el 2011 10.672 euros en bienes y servicios, 1.000 menos que en 2007.

 

EN QUÉ SE VA EL DINERO // Pero, ¿en qué se nos va el dinero a los castellonenses? El informe de la oficina Pateco (de la que forman parte las Cámaras de Comercio de las tres provincias valencianas y la Conselleria de Economía, Industria y Comercio) concluye que de los 10.672 euros que se gasta al año cada vecino de Castellón, 1.838 se invierten en la compra de alimentos y artículos de higiene y limpieza. Otros 606 euros se gastan en la adquisición de ropa, calzado y artículos de viaje, mientras que 338 sirven para costear artículos para el equipamiento del hogar (mobiliario, textil...),

La gran partida de gasto, no obstante, tiene que ver con los bienes de consumo, es decir, el gasto en alquiler, dentistas, peluquerías, seguros, ocio, gasolinas... A esos conceptos, cada castellonense destinó el pasado año 3.253 euros. “El 30,5% de este gasto se fue hacia la adquisición de productos comercializados en el comercio al por menor, lo que supuso 16.647 millones de euros. en el conjunto de la Comunitat Valenciana. En el 2011, cada castellonense realizó un gasto medio en el comercio minorista de 3.253 euros, lo que representa un gasto medio familiar en bienes de consumo de 8.426” explican desde la oficina Pateco.

 

SE AHORRA MÁS EN... // La crisis ha variado, y no poco, el comportamiento de los consumidores. El informe Pateco hace referencia al estudio Cetelem que asegura que en el último año ha caído considerablemente el consumo de equipamiento de cocina (-14 puntos), muebles (-12 puntos), electrodomésticos (-10 puntos) y bricolaje (-3 puntos). Por el contrario, se observan variaciones positivas en lo que respecta a la demanda de productos en el sector de la informática (+1 puntos), y de la telefonía (+33 puntos). El informe destaca también el desplazamiento de la compra hacia canales como son los outlets y los medios digitales.

Los estudios que analizan el comportamiento de compra del consumidor post-crisis señalan que ahora se realizan compras comparadas, fraccionadas y meditadas. Además, hay otros valores que emergen en estos contextos y que son nuevos motores del consumo. “Toma importancia la figura del comprador inteligente, que analiza todas las opciones y que no solo exige precio, sino una mejor relación calidad-precio”, argumentan el informe.

Pero, además, hay otras tendencias claras: Hay un auge del reciclado, una mayor demanda de los servicios posventa (reparaciones), un mayor consumo dentro del hogar y un incremento del consumo familiar basado en el concepto hazlo tú mismo. H