+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

solicitarán a la generalitat una subvención de la mitad del coste

La ciudad invertirá 100.000 € en crear su primer plan de movilidad

El ejecutivo local quiere crear un intercambiador intermodal frente a la actual estación de Renfe. El objetivo es impulsar plataformas de transporte sostenible e incentivar el uso del autobús y la bici

 

Uno de los objetivos del programa será incentivar entre los vecinos el uso de los medios de transporte público. - MEDITERRÁNEO

JOSEP CARDA
03/12/2017

El Ayuntamiento de Vila-real solicitará la ayuda de la Generalitat, en el marco del programa presentado el martes por el director general de Administración Local, Antoni Such, para elaborar el que será el primer plan de movilidad del municipio. El proyecto en cuestión reserva 7,3 millones, de los 47 que se habilitan en conjunto, para impulsar iniciativas que fomenten los medios de transporte más sostenibles.

En concreto, el concejal de Territorio, Emilio Obiol, ha informado a Mediterráneo que se prevé destinar en torno a 100.000 euros --de los que la mitad tendrá que asumirlos el consistorio, mientras que el resto procederán de la subvención autonómica y europea-- a la redacción de un plan de movilidad «que es muy importante y necesario y que deben de tener todas los municipios de la Comunitat de más de 20.000 habitantes». «De momento, solo la capital de la provincia dispone de este documento y Vila-real será la segunda ciudad en contar con él», matiza Obiol.

LAS PROPUESTAS // Como explica el edil de Territorio, el citado trabajo incluirá una serie de propuestas de actuación, «que se dirigirán a la mejora de la circulación peatonal y del transporte público, tanto urbano como interurbano, así como medidas para regular el tráfico rodado, de fomento del uso de la bicicleta y un programa de control y acceso al estacionamiento en la ciudad».

Precisamente, dar un impulso al transporte público --el municipio cuenta con cinco líneas que le conectan con otra localidades y una de carácter urbano que «no acaba de cuajar»-- es uno de los principales objetivos de una iniciativa a la que se le dotará de asignación en el presupuesto para el 2018 y que se prevé que pueda entrar en vigor a lo largo del 2019. Y entre las actuaciones que se contemplarán en este sentido está la creación de un intercambiador intermodal, derribando el muro que separa el recinto de la estación de Renfe de la avenida França, de manera que allí confluyan los trenes y los autobuses.

«Nuestro reto es disminuir la congestión del tráfico rodado que existe actualmente y que se hace claramente visible en horas punta y cuando hay acontecimientos deportivos importantes», señala el concejal Obiol, quien reitera el compromiso de «ganar un mayor espacio para los peatones».