+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ÚLTIMA TARDE TAURINA

Una cogida en las emboladas de la noche enturbia el fin festivo taurino en Vila-real

Un toro alcanzó a un vecino del municipio que presenta traumatismo craneoencefálico y heridas en la cara

 

Los festejos taurinos atrajeron a numeroso público - FERNANDO GIMENO

MIGUEL AGOST
09/09/2018

Pasada la medianoche del sábado, el recinto taurino de la Vila fue testigo de la cogida de un aficionado taurino que presenciaba la segunda embolada de la noche. Según el Ayuntamiento de Vila-real, el herido es R. V. E., de 40 años y vecino del municipio. Los hechos se produjeron en el raval del Carme, cuando el segundo toro le alcanzó y le propinó varios golpes en el suelo, junto a un cadafal. El afectado fue trasladado al Hospital Universitario de la Plana con traumatismo craneoencefálico y heridas en la cara. Un hecho que, sin duda, enturbió la última jornada taurina de las fiestas de la localidad.

No en vano, por la tarde el toro Juguetón hizo ayer honor a su nombre y ofreció una gran exhibición en los actos de bous al carrer de las celebraciones de la Mare de Déu de Gràcia de Vila-real. Fue el primero de la tarde, número 30, guarismo 4, de la ganadería Torrehandilla, patrocinado por la Comissió de Penyes.

En una Vila abarrotada de gente, el ambiente festivo derrotó a la amenaza de lluvia, ya que finalmente no se registraron precipitaciones. Entre los elementos que impulsaron las ganas de pasarlo bien estuvieron los disfraces que lucieron las peñas.

El astado que abrió el cartel ofreció una fantástica salida y no se detuvo ahí. Tras ello, recorrió muchos puntos del recinto y propició que los rodaors pudieran lucirse a su paso. Buena nota para un animal que puso en pie al público asistente al espectáculo.

Con buen sabor de boca apareció Cartero, morlaco ofrecido por la Junta de Festes, del hierro de Arcadio Albarrán, número 58, guarismo 4. Con buena presentación, ofreció uno de los mejores arranques de los festejos tras ser desencajonado. Iker, recortador local, le plantó cara en su explosiva aparición en la calle, aguantándolo al quite, saliendo airoso y recibiendo un sonoro aplauso.Con todo, fue una tarde para recordar, gracias a Juguetón y a la audacia que brindaron El Chorrica, Wiki o El Piti.

Las celebraciones se despiden hoy con el retorno de la Virgen a la ermita y un final copado por la pirotecnia, con traca, correfocs y castillo de fuegos artificiales.