+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

BALANCE ANUAL

Vila-real exigirá medidas correctoras en las terrazas para permitir fumar

Este tipo de instalaciones coparon la mayor parte de las 18 denuncias que se impusieron durante el 2011. Las autoridades constatan que hay dueños que dicen ignorar que no pueden estar completamente cerradas

 

ÀNGELA AGULLEIRO
18/01/2012

Parece que la ley 28/2005, de 26 de diciembre, sobre medidas sanitarias frente al tabaquismo, no ha calado en la totalidad de los vila-realenses. La Policía Local, a través de la Unidad de Control de Establecimientos y Consumo (Uceco), impuso 18 multas durante el 2011 por fumar o permitir hacerlo en espacios públicos en los que se prohíbe expresamente, como son bares y restaurantes y jardines con áreas infantiles.

No obstante, según detalló el concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Serralvo, “la mayoría de las incidencias se produjo en las terrazas, que han proliferado durante este último año”. A este respecto, el intendente jefe de la Policía Local, José Ramón Nieto, añadió que “muchas de las denuncias se realizan tras un comportamiento reiterado”, por lo que no están contabilizadas las advertencias o toques de atención a algunos de los infractores.

El responsable municipal de Seguridad Ciudadana avanzó que el departamento está trabajando en una nueva ordenanza local que regula las terrazas de los bares, “que incluirá, de manera detallada y específica, los requisitos obligatorios a seguir para permitir que se fume en dichas infraestructuras al aire libre, tras constatar, por parte de los agentes locales, que es donde más problemas se generan”. De hecho, muchos de los propietarios aseguran desconocer que no se puede encender un cigarrillo cuando la terraza está tapada por los cuatro lados con lonas, para evitar que entre el viento y el frío en los meses de invierno.

LAS SANCIONES // En cuanto al importe de las sanciones, estas son de 30 euros para los fumadores y de 600 a 1.000 euros para aquellos propietarios de locales hosteleros que permiten fumar.

Por otra parte, la Uceco impuso otras 130 denuncias por otros conceptos, desde la venta de cosméticos peligrosos para la salud, hasta la de tabaco en establecimientos no autorizados. El oficial responsable de la unidad, Alfonso Monfort, detalló que estos informes se trasladan a la Generalitat, “que es la Administración que tramita las denuncias”.

En concreto, en el 2011 los agentes realizaron, entre otras, 18 denuncias por incumplir horarios, no tener licencia o seguro; 21 por vender sin autorización productos sin la marca CE o pirotécnicos; 17 por contar con más mesas y sillas de las autorizadas; 21 por realizar actividades prohibidas; cinco por ofrecer tabaco sin autorización y cuatro por etiquetado incorrecto o nulo. H