+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

HOMENAJE EN EL AYUNTAMIENTO

Vila-real reivindica el papel de las reinas y damas históricas

Mari Carmen Díaz fue la representante más longeva, pues ejerció el año 1954

 

Conchita Ibáñez y Mari Carmen Díaz, juntas durante el homenaje de ayer. - MARÍA TENA

Las autoridades y algunas de las reinas y damas de los últimos 70 años, en los escalones del Ayuntamiento. - MARÍA TENA

XAVI PRERA
10/09/2017

En la recta final de las celebraciones en honor a la Mare de Déu de Gràcia, la ciudad rindió un homenaje, en el Ayuntamiento, a las figuras que encarnan la continuidad de las fiestas patronales: las mujeres que han sido reinas desde el año 1947. Como recordó el alcalde, José Benlloch, son «siete décadas de nervios e ilusión que se renuevan cada año», gracias a unas jóvenes que el munícipe definió como «unas auténticas enamoradas de Vila-real».

En el acto, las reinas más longevas fueron Mari Carmen Díaz Arrufat y Conchita Ibáñez Ferriols, que ostentaron el cargo en 1954 y 1959. Díaz recordaba que el año en el que fue máxima representante «todavía se hicieron toros en la antigua vila, que llegaba prácticamente hasta Sant Pasqual». Posteriormente, los eventos taurinos se trasladaron a una plaza ubicada en un solar en la actual avenida del Cedre.

Ambas recuerdan sus reinados con mucho cariño, y afirmaron que en su época estaban muy respaldadas por la ciudadanía, «tenía detalles con nosotras». Ahora, aseguran, tanto la localidad, como las fiestas, han crecido mucho, y les sorprende, «el bullicio de estos días en la calle».

En la cita participó también la actual reina, Verónica Fortuño, que reivindicó y aseguró que tiene «más responsabilidad de lo que pensaba». Pese a ello, animó a las jóvenes a optar a su relevo porque es «una gran experiencia».