+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

VILLARREAL CF

Álvaro asciende de soldado raso a mariscal en el Villarreal

El cántabro ha cambiado el rol de tercer central en la pasada temporada por el de indiscutible en la actual

 

Álvaro, en el entrenamiento del pasado miércoles. - GABRIEL UTIEL

Álvaro asciende de soldado raso a mariscal en el Villarreal -

RAÜL BADENES
08/02/2018

Álvaro González está volviendo a tener el protagonismo al que estaba acostumbrado desde su primeros pasos en la máxima categoría, donde siempre fue uno de los fijos para sus entrenadores tanto en el Racing, como en el Zaragoza y el Espanyol, el club que le sirvió de puente hacia el Villarreal gracias a su demostrada regularidad. El cambio de estatus, de un conjunto habituado a deambular más cerca de la zona baja que por las plazas europeas a un Submarino que no ha faltado a su cita con los puestos de competición continental desde su último regreso a Primera, le pasó factura al cántabro en su campaña de debut como amarillo. La pasada Liga, Álvaro cumplió el rol de tercer central para Escribá, tapado en las alineaciones por Víctor Ruiz y Musacchio. Pero su rol de soldado raso ha pasado al de mariscal en la zaga grogueta. La marcha de Musacchio al Milan y la nula competencia del sustituto del argentino, Rúben Semedo, han permitido a Álvaro volver a ser importante en LaLiga. Hoy por hoy es insustituible para Calleja, que tiene al defensa de 28 años ya como primera preferencia para componer el muro de su zaga.

ESTADO DE FORMA «Tras dos semanas renqueante por molestias en el isquio ya entreno con total normalidad»

En los 38 encuentros de la pasada Liga, Álvaro González salió a una media de menos de 50 minutos por partido, por detrás de los 54 que disputó Musacchio y los más de 62 con los que Víctor Ruiz cumplimentó su extraordinaria temporada 2016/2017. Bonera apenas llegó a una media de un cuarto de hora por partido de Liga. En la actual Liga, tanto el catalán (69 minutos cde media) como el italiano (27) han subido su protagonismo, pero no tanto como Álvaro, que sale a casi 75 minutos de cada 90 disputados por los de Calleja. El cántabro ha jugado 19 de las 22 jornadas celebradas hasta la fecha, en 18 como titular y en 17 completando la totalidad de los minutos.

LA COMPETENCIA

El ascenso de Álvaro es una muestra de la alta competencia en la defensa amarilla, cuya efectividad apenas nota los cambio de cromos. «Ahora está Bonera sancionado, pero yo me vuelvo a encontrar bien y Víctor Ruiz sigue estando a un nivel muy alto. Nos lo estamos poniendo difícil los unos a los otros y eso nos beneficia a todos», explica el exespanyolista, listo para rehacerse del ligero frenazo de unas molestias musculares que le impidieron jugar en el último triunfo en casa ante la Real y provocaron su suplencia en el Villamarín, el pasado sábado. «Después de dos semanas renqueante por los problemas en el isquio ya estoy bien y entrenando con normalidad», confirma.

Su total recuperación es una de las mejores noticias de la semana para Calleja, por la citada ausencia de Bonera ante el Alavés en una plantilla con tan solo tres centrales y en la que el canterano Pau ha tenido que tapar la carencia de la larga lesión de Semedo. El próximo rival exigirá el máximo en el Estadio de la Cerámica. Nada que ver con el Alavés de la primera vuelta. «Es uno de los equipos que más han cambiado con respecto a la primera vez que nos enfrentamos a ellos —0-3 en Mendizorroza—. Abelardo les ha convertido en un bloque muy fuerte», apunta Álvaro, aunque su principal preocupación es que el Villarreal sepa «mantener el balón y hacerles daño». La última derrota, en el Villamarín, no pasará factura. «Incluso incluiría ese partido dentro de la racha positiva de este 2018. Pese a estar con uno menos nunca perdimos la cara al partido y creímos hasta el final en puntuar», destaca.

EL PRÓXIMO RIVAL «Abelardo ha hecho del Alavés un bloque fuerte; ha cambiado mucho desde la primera vuelta»

Tampoco espera Álvaro que la baja de uno de los hombres clave del Submarino durante toda la Liga, Rodrigo, deba notarse. «Ha tenido muchos minutos este año, tiene mucho futuro y dará mucho que hablar a nivel nacional. La de Rodri es una baja sensible, pero ha venido Fuego para ayudarnos», sostiene. Del rival destaca, por supuesto, a otro jugador que conoce bien, al haber compartido vestuario en la fase final de la pasada campaña y en la última pretemporada: «Sabemos del nivel que está dando Pedraza este año; está en un momento dulce. Desborda, centra, tiene gol… Ojalá frene contra nosotros este fin de semana».

EUROPA LEAGUE «He visto al Lyón, físico y vertical arriba, pero tenemos un perfil para poder hacerles daño»

Álvaro está plenamente centrado en el próximo encuentro en el Estadio de la Cerámica, donde estará la clave «para seguir arriba» hasta el final y «marcar distancias con los que vienen por detrás». Pero es inevitable, a una semana vista, mirar de reojo al Lyón, el primer escollo en las eliminatorias de la Europa League: «He tenido la oportunidad de ver sus últimos partidos y es que es un equipo muy físico y vertical arriba. Nos pueden hacer daño, pero nosotros también. Somos el perfil de equipo que puede superarles».