+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Mediterráneo:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

tribunales

Ruben Semedo declarará hoy en un juzgado de València

Puede ser la tercera causa en la que está involucrado el jugador amarillo

 

Ruben Semedo, acusado de delitos de malos tratos y amenazas. - MEDITERRÁNEO

RAFAEL FABIÁN
31/01/2018

El futbolista del Villarreal Ruben Semedo será juzgado hoy en València por un delito de amenazas y otro de malos tratos tras un incidente que tuvo lugar en una discoteca de la capital del Turia durante el pasado mes de noviembre. Según ha podido saber Mediterráneo, los hechos juzgados en el día de hoy en un local nocturno ubicado en la calle Mascota, 13, llamado Gallery Club.

Según el relato del denunciante en este nuevo altercado, Semedo cogió del cuello a una empleada, lo que llevó a los porteros a expulsarle de la sala. Tras salir del local se dirigió a su coche y volvió, amenazando a los empleados con la mano en el cinturón, lo que llevó a intuir a un empleado que portaba una pistola.

La existencia de un arma de fuego en este caso no está acreditada, y es por ello por lo que se le juzga por delitos leves, lo que antes se denominaba juicio de faltas. En el relato de hechos figura que Ruben Semedo «se dirigió al portero y le dijo ven aquí y hablamos, con la mano en el cinturón, lo que dio pie a pensar que llevaba pistola». El fiscal decidirá la pena que pide al final del juicio una vez todas las partes hayan ofrecido su versión..

MÁS DENUNCIAS

Por si no fuera bastante, la cadena Cope publicó ayer que el futbolista del Villarreal ha sido también denunciado por una presunta agresión a la salida de otra discoteca valenciana en octubre, que podría sumarse a la publicada la pasada semana por Las Provincias. Podrían ser por tanto tres las causas judiciales que tendría abiertas el portugués.

En la información ofrecida ayer por Cope, Semedo le habría dicho al denunciante «que se marchaba y que si quería salir» para regalarle una camiseta del Villarreal. El presunto agredido se quiso zafar, pero ante la insistencia de Semedo, abandonó el local acompañándole. Fue en ese momento cuando «de forma sorpresiva e inesperada, sacó un botellín de cristal de su bolsillo» y le «golpeó en la cabeza» dejándole «conmocionado», según el denunciante.

Temas relacionados