Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

FÚTBOL

Soneja sueña en grande: el meteórico ascenso de su equipo de fútbol

El conjunto del Alto Palancia pugna por ascender a Tercera RFEF y culminar una meteórica progresión, en apenas un lustro, desde Segunda Regional

El CD Soneja, el equipo de El Arco, presenta una de las plantillas más competitivas de toda la categoría.

La comarca del Alto Palancia sueña con tener un nuevo representante en categoría nacional. Si, en la temporada 2016/2017, el CD Segorbe fue el primer conjunto de la zona que compitió en Tercera División, ahora es el CD Soneja el que persigue meter la cabeza en Tercera RFEF, actualmente la quinta categoría.

La entidad de El Arco no pasaba de ser un club de Segunda Regional hace un lustro; de hecho, tradicionalmente había vivido a la sombra del Altura en la última década y, especialmente, del Segorbe, habitualmente el club bandera de esta comarca, pero que después de su paso por Tercera, cesó la actividad del primer equipo y, desde entonces, se mantiene en Segunda Regional. 

Corren nuevos tiempos en una zona de la provincia pasional en la que el Soneja es la principal esperanza para hacer grandes cosas. Y es que bajo el mecenazgo de Pallets Castillo, el club de El Arco ha experimentado un crecimiento exponencial que le llevó de Segunda Regional a Regional Preferente en apenas dos años. Y una vez alcanzada la categoría reina del fútbol provincial, el Soneja tampoco se ha quedado de brazos cruzados. 

Con ambición

La entidad del Palancia ha formado proyectos ambiciosos para continuar haciendo historia. Sin ir más lejos, el primer año en Preferente, el equipo contó con futbolistas experimentados y con pasado en categorías superiores como Raúl Fabiani o Rubén Suárez, amén del actual técnico del Castellón, Sergi Escobar. Pero cuando el equipo se encaminaba hacia la promoción de ascenso llegó la pandemia del covid-19 y esfumó las esperanzas de conseguir un nuevo ascenso. 

La pasada campaña, el Soneja también estuvo pugnando por un play-off al que no se logró clasificarse. Y este año, a la tercera, el equipo de El Arco quiere hacer bueno refrán. De la mano de Ramón Llopis, que ya clasificó desde el banquillo al Burriana para una promoción en la temporada 2018/2019, llevando a Tercera División al Benicarló, curiosamente frente al conjunto celeste en la extraña fase de ascenso disputada en Alberic, los sonejeros ocupan zona de un play-off que está vez no quieren que se les escape

Equipo de ‘campanillas’

Llopis dispone de una plantilla de enorme potencial para la categoría con dos auténticos porterazos con experiencia en Tercera e incluso en Segunda B, como es el caso de Adrián Lluna y también de Carlos Sabater. En defensa, la plantilla combina el oficio de Ros y Peris como la proyección de Feno o Pablo Pedregosa, entre otros. Si el apartado defensivo es de garantías, no lo es menos la zona medular, liderado por Alberto Collado, uno de los más grandes de la categoría en la última década, aunque el vallero no está solo, pues el buen juego de pies de Oliver, el músculo de Kamara o el desequilibrio de Brayan, Chiki Gallego es top para la categoría. Si a esta plantilla se le suma la regularidad y la amenaza que desprenden para los defensas rivales delanteros como Vicent Tomás y, sobre todo, Megina, el terror de las retaguardias provinciales y máximo goleador con 20 tantos, el Soneja presenta un grupo de esos que meten miedo. 

Soneja sueña a lo grande: un municipio de apenas 1.439 habitantes quiere tutear a los equipos más potentes de la Comunitat Valenciana y alcanzar un estatus que solo logró alcanzar el Segorbe... y de forma efímera.

¿Podrá el club de El Arco cristalizar sus anhelos y desembarcar este año en Tercera RFEF?

Compartir el artículo

stats