Con el verde de los helechos dominando el escenario del Jardín del Botánico Pau de Segorbe y sin ninguna flor como gesto de solidaridad con los vecinos de la comarca, que este mismo mes se han visto afectados por el incendio forestal que asoló la cabecera del río Palancia, la joven Carmen Gómez Climent asumió el cargo de reina mayor de Segorbe en un acto que arrancó las fiestas que se alargarán hasta el 11 de septiembre.

Su madre, la alcaldesa Mª Carmen Climent, fue la encargada de imponerle la medalla acreditativa de su cargo, y la reina saliente, María Rubicos, le colocó la banda roja, propia de su condición.

En su discurso de investidura, Carmen Gómez destacó que este «es el sueño de cualquier niña». Y añadió que «lo que nunca me pude imaginar, ni en el mejor de mis sueños, es que esta medalla que tanto representa para mí me la fuera a imponer mi madre».