Navajas vivió este domingo el día grande de sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Luz.

Ya como preludio, en la víspera tuvo lugar uno de los actos más esperados de estas celebraciones, la ofrenda floral a la patrona, en la que distintas Asociaciones del municipio, antiguas reinas, corte de honor, la reina, Carla Aliaga Soriano, los pajecillos, alcaldesa y corporación municipal desfilan en pasacalle hasta la plaza del Olmo, acompañados por la Unión Artística Musical de Navajas. 

Ya en la plaza se suceden los pasodobles interpretados por la Banda, y bajo el Olmo, muchas flores y lágrimas para la patrona hasta el emotivo “Viva la Virgen de la Luz” que exclama la reina de las fiestas tras dirigir unas muy emocionadas palabras a la Virgen.

23

Navajas honra a su patrona Luis Rosalen

Ya el domingo, tras la despertà con la Unión Artística Musical de Navajas, tuvo lugar un nuevo pasacalle por las calles de la población con la reina, corte de honor, los Pajecillos, la corporación municipal y el juez de paz, acompañados por la banda. A continuación, solemne Misa Mayor, ofrecida por el párroco de la localidad, Juan Francisco Amaro, y el deán de la Catedral de Segorbe, Federico Caudé. La Coral Polifónica A Capella cantó una selección de emotivas piezas religiosas a lo largo de toda la liturgia y la Virgen de la Luz presidió el altar mayor engalanada con adornos florales.

Luego la pólvora fue protagonista con una mascletà de la Pirotecnia Zarzoso de Altura junto a la plaza de la Virgen de la Luz, ofrecida por la reina, Carla Aliaga, y la corte, con la colaboración de María Dolores Boluda.

Ya por la noche tuvo lugar la procesión con la imagen de la patrona, en la que destaca el paso por la calle Santos de la Piedra, el paso más estrecho y con mayor inclinación de toda la procesión, donde se pone a prueba la pericia de los portadores.