ATLETISMO | José Emilio Bellido Exatleta del Playas de Castellón

Entrevista | José Emilio Bellido: «No imaginaba que mi retirada generaría tanta expectación»

El benicense, campeón de España sub-20, sub-23 y absoluto, cuelga las zapatillas a los 37 años

José Emilio Bellido junto a su sobrina.

José Emilio Bellido junto a su sobrina. / MEDITERRÁNEO

David Alonso

Tras trece años de carrera deportiva, siempre a las órdenes de su entrenador, Claudio Veneziano, José Emilio Bellido dio su último salto hace ahora una semana en el Memorial José Antonio Cansino en las pistas de Gaetà Huguet en Castelló. Recién cumplidos los 37, el atleta de Benicàssim del Facsa-Playas de Castellón puso punto final a su trayectoria deportiva en su casa y con el cariño de su gente. Las lesiones no le permiten continuar practicando atletismo a fondo, ni conseguir los resultados que espera, así que ha llegado el momento de colgar las zapatillas: «No le veo sentido a seguir si no soy capaz de saltar más de 16 metros».

José Emilio Bellido durante una prueba.

José Emilio Bellido durante una prueba. / MEDITERRÁNEO

Pese a los problemas físicos que arrastraba, ¿ha forzado por seguir compitiendo y retrasar la retirada?

Siempre he sufrido lesiones y las he ido superando, sin embargo, este año ha sido una detrás de otra, por lo que ya no podía esperarme más y no podía forzar. En los últimos dos meses era incapaz de saltar y ha llegado el momento de tomar una decisión y optar por la retirada definitiva.

 Imagino que era un momento triste, de muchas emociones y sentimientos encontrados, pero no había mejor lugar para despedirse que Gaetà Huguet, ¿no?

Sí, sí, por supuesto... El Memorial José Antonio Cansino contaba con la presencia de grandes atletas y encima se celebraba en casa, por lo que era el momento idóneo para decir adiós. Aunque no lo tenía pensado, sabía que la temporada estaba siendo bastante floja, que no podía ir a más; el cuerpo no me reaccionaba y con mi edad es bastante arriesgado dar de más, ya que podría caer en una lesión de mucha gravedad. He tenido momentos de estrés y de pasarlo realmente mal, de ahí mi decisión.

Comenta que ha tenido estrés, ¿ha sido uno de los motivos de mayor peso para su decisión?

Ha sido una mezcla de todo. Me motivaba en los entrenamientos y como la pista es mi hábitat natural, me relajaba y compartía sensaciones con los compañeros, lo que me servía de ayuda. Pero los resultados no acompañaban y entré en un bucle que me causó ese estrés y unos malos momentos. Aun así, llevaba un par de semanas con fuerza y ánimos, por lo que esperaba competir bien y despedirme de la mejor manera posible.

¿Tiene pensado ser entrenador o continuar ligado al atletismo?

El trabajo que tengo ahora (una fábrica de congelados donde carga cajas en cámaras que llegan a estar a 20 grados bajo cero), con una jornada partida hace que sea complicado compaginarlo con el deporte o con la labor de ser entrenador. De hecho, cuando empecé a trabajar en esta empresa tuve que dejar lo de ser entrenador aunque estaba a gusto y encantado de preparar a atletas jóvenes del club. 

José Emilio Bellido junto a sus familiares.

José Emilio Bellido junto a sus familiares. / MEDITERRÁNEO

undefined

Entiendo que algo se le ha pegado de Claudio Veneziano, con el que lleva 14 años... ¿Cuál ha sido el momento más emotivo que ha vivido con él en estos años?

Han sido muchos durante estos años, pero si tuviera que elegir uno me quedaría con la medalla de oro conseguida en triple salto en el Campeonato de España en pista cubierta. Ganarlo fue un alivio para los dos porque se me resistía.

¿Para usted a título individual también fue el mejor momento?

Podría serlo, pero me quedaré con esta última competición, la de mi retirada del atletismo. No suelo recordar el pasado, ni mirar cuántas medallas tengo. Lo recuerdo y me gusta mucho, pero voy a por lo siguiente, estoy enfocado en el futuro, en la próxima competición. Esto me hace no ser consciente o no pararme a pensar en lo que he conseguido. Tampoco lo valoro, por lo que he hecho yo, aunque me haya costado y comporte un sacrificio. De hecho, no pensaba que mi retirada iba a generar tanta expectación ni que iba a recibir tantas muestras de apoyo y afecto.

¿De verdad no esperaba estas reacciones ni tantas muestras de cariño por parte del público?

No, no. Yo era reacio a hacer algún evento o acto por mi retirada. Pero Jorge Gimeno, un compañero mío del club, fue el que me convenció para hacer una despedida. Yo no quería hacerlo público, quería que pasara desapercibido porque soy un poco cerrado en ese sentido y me lo guardo para mí , pero surgió así y fue muy emotivo.

Ahora que ya se ha despedido del atletismo, si echa la vista atrás y ve sus inicios, ¿repetiría? 

Empecé en el colegio, donde hacía multideporte, pero también practicaba todas la modalidades de atletismo, aunque no destacaba en ninguna. Fue a partir de los 15 años cuando comencé a mejorar en triple salto, a destacar respecto a otros compañeros y a competir en campeonatos autonómicos, de España... Me asenté y me quedé en esta modalidad porque, aunque también me gustaban las demás, no era ni explosivo, ni rápido. Fue una elección y estoy muy orgulloso. 

Suscríbete para seguir leyendo