Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tras el visto bueno del Consell a estos festejos taurinos

Estos dos pequeños pueblos de Castellón serán los primeros en soltar 'bous al carrer' en la Comunitat

Toman la delantera a Almassora y anuncian exhibiciones para la madrugada del 8 al 9 de octubre

Imagen de un 'bou embolat' en un municipio de la provincia.

La vuelta de los bous al carrer autorizada esta semana por la Generalitat valenciana ha supuesto el pistoletazo de salida de una carrera protagonizada por los municipios con tradición en este tipo de festejos taurinos populares por liderar el regreso de los toros a las calles en los pueblos de la Comunitat. Mientras en el gobierno autonómico se debatía sobre si permitir ya o no la exhibición de los toros fuera de plazas portátiles, numerosas localidades y comisiones avanzaban trámites para tenerlo todo listo y dar una respuesta rápida a una autorización que, como todos esperaban, llegó este lunes.

Pocas horas después de la confirmación, ya se han concretado multitud de fechas que llenarán el mes de octubre --a partir del 9-- y también de noviembre de bous al carrer en municipios de la provincia. Y la sorpresa llega de la mano de dos pueblos de Castellón, uno de la comarca del Alto Mijares y otro de l'Alcalatén, que ya han programado exhibiciones con reses de corro para las doce de la noche del 8 de octubre y la madrugada del 9 de octubre, adelantándose así a Almassora, que organizará el primer encierro de cerriles, de Fuente Ymbro, de esta atípica temporada poscovid, al mediodía de la fiesta autonómica.

Uno de ellos es Arañuel, de apenas 150 habitantes.

Cartel de los festejos taurinos en Arañuel.

Su alcalde, Justo Palomares (PP), confirmó ayer que en habrá una exhibición de emboladores --con reses de corro-- la madrugada del 8 al 9;

Y Llucena, gobernado por el también popular David Monferrer y que cuenta con unos 1.300 vecinos censados, que ha programado un encierro de vacas y un toro embolado para esa misma noche. En el primer caso, a instancia de la comisión de fiestas, pretenden aprovechar la mayor afluencia de visitantes ese fin de semana con motivo de la festividad del 9 d'Octubre, mientras que en el segundo retrasan unos días los festejos taurinos habituales en las fiestas de Sant Miquel y Sant Hermolao para poder garantizar los actos. (Información elaborada con la colaboración de J. Ortí y H. Gozalbo.)

Junto a ellos, Moncofa tendrá bous al carrer el segundo fin de semana de octubre, en concreto seis, entre los días 9 y 16, coincidiendo con la celebración de las fiestas de Sant Antoni. Y a partir de ese momento, no habrá fin de semana o festivo sin cita taurina. A los ya mencionados hay que añadir a Onda, Montán, Culla, Llucena Araya, pedanía de l’Alcora, entre otros.

Asimismo, para poder exhibir los toros en las calles todos ellos deberán cumplir con un plan de contingencia marcado por la Generalitat valenciana.  

Compartir el artículo

stats