Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

INFORME DE LA PATRONAL DE ASEGURADORAS UNESPA

Castellón se sitúa en el ‘top-10’ con menos riesgo de robo en tiendas

Los actos delictivos se registran con inferior frecuencia pero son más graves

Un grupo de viandantes pasean por las arterias más comerciales del centro de Castelló en una imagen de archivo.

Los comercios de la provincia pueden estar tranquilos. Castellón figura entre los diez territorios españoles con menor probabilidad de que los establecimientos padezcan algún episodio de robo.

Así lo defiende el último informe publicado de la patronal de aseguradoras Unespa, dentro de la serie Estamos Seguros, que refleja que la probabilidad de sufrir un acto delictivo de este tipo en un comercio de la provincia es hasta un 25,25% inferior respecto a otras zonas, solo por encima de provincias como Teruel o Alicante, al ocupar el décimo lugar.

El indicador de la probabilidad, tal y como detalla el estudio, permite equilibrar la balanza entre los territorios pese a las diferencias de población. De esta forma, sitúa a Castellón en el umbral de menor riesgo, a la contra de Granada o la vecina Tarragona, con hasta 45 puntos de diferencia.

Ciudades

La comparativa de las principales poblaciones españolas arroja un resultado similar. El riesgo de robo en comercios en la capital de la Plana es un 36,26% inferior, frente hasta el 190% de incremento que se da en localidades como Parla (Madrid) o el 149% en el caso de Guadalajara. Ahora bien, no todo son bondades. Las sustracciones en la provincia son mucho menos frecuentes, pero su resultado suele ser más perjudicial para los comerciantes

El valor medio de los robos en Castellón se sitúa en la parte alta de la clasificación, con 1.255,23 euros por asalto. En Albacete esta cifra asciende hasta los 596,48 euros y en Soria 2.286,49. 

Es este último dato el que dispara el porcentaje que evalúa la gravedad de los robos en Castellón hasta el 418,22% sobre el valor fijado para el conjunto de España, escenario que comparte la provincia con el centro peninsular según el análisis de Unespa, a excepción de Madrid.

Evolución

El documento aborda también la estacionalidad de los hechos delictivos y apunta la «peculiaridad» del ejercicio pasado por la irrupción de la pandemia, pues los cierres temporales de la actividad comercial, lejos de derivar en un repunte, conllevaron una disminución de las sustracciones, coincidiendo así la evolución con la situación del virus. 

En cifras absolutas, según la base de datos del Portal Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior, los establecimientos castellonenses registraron el año pasado un total de 348 robos, mientras que en el 2019 fueron hasta 549. Sin embargo, según el alza que registra el avance trimestral de la serie, incluyendo también domicilios, todo apunta a un auge de la criminalidad durante el presente ejercicio con la superación de la pandemia. 

Compartir el artículo

stats