La Policía Nacional ha detenido a 31 repartidas por todo el territorio nacional acusadas de ser miembros de una red de distribución de productos falsos en 14 provincias de España, entre ellas las de Alicante, Castellón y Valencia. Además, han intervenido 19.000 productos falsos.

Tras las investigaciones policiales se conoce que la mercancía era distribuida por el mismo remitente, ubicado en Bulgaria, que enviaba a diferentes personas que se encontraban ubicadas por el territorio español.

En concreto, la operación se ha llevado a cabo en las provincias de Albacete, Alicante, Barcelona, Castellón, Girona, Granada, Lleida, Madrid, Málaga, Murcia, Sevilla, Tarragona, Valencia y Vizcaya.

La investigación

La investigación se inició el pasado mes de octubre a raíz de un operativo policial realizado en Sevilla en el que los agentes intervinieron 3.500 productos presuntamente falsos y detuvieron a 3 ciudadanos de nacionalidad senegalesa como presuntos autores de un delito contra la propiedad intelectual.

Tras analizar el tipo de mercancía intervenida -camisetas de equipos de fútbol, bolsos de marcas de lujo y otras piezas de marroquinería- y las declaraciones de los detenidos, los investigadores descubrieron que los arrestados se encargaban de la función de proveer a los vendedores en la vía pública y en los bazares.

Con el avance de la investigación, la Policía advirtió que el procedimiento empleado por los detenidos en Sevilla podría estar realizándolo la misma organización alrededor de la geografía española. Así, se iniciaron las gestiones policiales pertinentes --más de 19 actuaciones-- en las que detuvieron a 31 personas de nacionalidades española y senegalesa e incautaron 19.163 productos falsos de diversas marcas conocidas.

De los productos intervenidos, 1.237 son bolsos de reconocidas marcas y otros artículos de marroquinería, y 17.969 son artículos de prendas deportivas tales como camisetas de fútbol y chándals de distintos clubes de fútbol.

La operación continúa abierta a la espera de determinar quién es el remitente de los productos intervenidos, presuntamente ubicado en Bulgaria.