Suscríbete

Caso Abierto - El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUICIO EN LA SECCIÓN PRIMERA

La cuidadora de la anciana de Burriana niega que sacara dinero de la cuenta sin permiso

Acusación y fiscal piden 5 años de cárcel por efectuar 29.600 € en 34 extracciones

La mujer acusada por presunta estafa a la anciana a la que cuidaba

La acusación particular y la fiscalía piden 5 años de cárcel para una mujer acusada de quedarse con 29.600 euros de la anciana a la que cuidaba en Burriana entre julio y agosto del 2019 a través de extracciones bancarias en 34 ocasiones en cajeros del municipio. La víctima ya ha fallecido. El hermano de la finada aseguró este martes en la vista oral celebrada en la Sección Primera de la Audiencia de Castellón que la acusada no tenía autorización para sacar efectivo y que su hermana le había dado «como recado antes de irse que no dejara perder este dinero». Por su parte, la acusada reconoció haber ido en varias ocasiones al cajero, pero siempre con el consentimiento de la mujer. Así, aseveró que «más de una vez me mandó a sacar el dinero que le hacía falta», aseguró, y añadió que la anciana tenía una caja en el comedor donde guardaba sus libretas y la llave la llevaba siempre con ella pero sí le dio el pin en la mano. 

Cartilla y pin

Por su parte, el sobrino declaró que la cartilla siempre estaba bajo llave que custodiada un monedero que su tía guardaba en el bolsillo y que era muy cuidadosa. Agregó que tuvieron constancia de todo al ir al banco a hacer una nueva libreta, porque la vieja no estaba, y que al ponerla en fecha vieron que se había sacado mucho dinero y que, como ella no sabía nada, fueron a ver qué había pasado y a ponerlo en conocimiento de la Guardia Civil. Adujo que en la Caja Rural informaron que se había solicitado un pin para sacar dinero. Señaló que en la cartilla solo estaba autorizada la familia.

Caja de caudales

 También se leyó el testimonio de la víctima, en el que aludía a la caja de caudales ubicada en la salita y que ella llevaba la llave en un monedero en su bolsillo, pero que por la noche este se quedaba en la ropa con lo que cualquiera podía acceder a la llave sin problema porque duerme profundo. 

De viaje a Rumanía

A su vez, la testifical puntualizaba que la cuidaban dos mujeres, una por el día, y otra para acostarla. Esta última, la acusada, tenía la misión de darle la cena también pero luego se iba. No obstante, la procesada confirmó que estuvo sustituyendo a la compañera durante un tiempo que estaba de vacaciones, por lo que se quedó día y noche, y que en agosto ella se tenía que ir de viaje a Rumanía. Añadió que a finales de julio la señora le había dicho que quería tener el dinero para guardarlo en casa.

Pide responsabilidad a la caja

La acusación particular pidió hacer responsable subsidiaria a la Caja Rural de Burriana y, si la hubiere, a la aseguradora, cosa que no ha sido admitida en la vía penal, aunque podrá ser solicitada en una ulterior vía civil. Los responsables de las oficinas bancarias que testificaron ayer lo hicieron antes en el juzgado de Vila-real. En la vista se aludió a la captación de fotogramas del cajero y a la Guardia Civil, pero el agente encargado del caso no pudo testificar ayer, por lo que se acordó señalar vista el 7 de abril para continuar.

Testimonio de las trabajadoras

Responsables de la Caja Rural de Burriana dijeron que no se podía saber si una persona que no era titular del pin efectuaba una operación, aunque sí que hay cámaras en los cajeros y los límites de las extracciones se pueden personalizar. También coincidieron en que tampoco hubiera levantado sospechas si se hacen varias disposiciones de efectivo en un corto espacio de tiempo.  

Compartir el artículo

stats